Imprimir
La guerra, como ningún otro acontecimiento, pone al descubierto los intereses de los imperialistas, el verdadero rostro del capitalismo y el carácter de las instituciones internacionales y del llamado derecho internacional. La guerra, como ningún otro acontecimiento, pone al descubierto los intereses de los imperialistas, el verdadero rostro del capitalismo y el carácter de las instituciones internacionales y del llamado derecho internacional.

La posición del PSOE

Lamentablemente los dirigentes de las organizaciones obreras lejos de denunciar al servicio de quien están estas instituciones reclaman que la solución para Iraq reside en la ONU, el derecho internacional, etc. Después de haberse opuesto a la guerra, la única objeción a la ocupación militar es que no esta bajo la legitimidad internacional.

EL PP argumenta que en este momento la ocupación militar es inevitable, por que de lo contrario Iraq se vería sumido en la guerra civil y el caos. Haciéndose eco de esta idea, y tras las muerte de siete militares españoles, Zapatero ofreció a Aznar en el Parlamento un nuevo consenso sobre Iraq que incluía la presencia de las tropas españolas, consenso que Aznar rechazó. El PSOE califica de ilegal la presencia de tropas españolas en Iraq simplemente porque el Parlamento ¡no ha aprobado su envío!

Este tipo de argumentos no refleja en nada lo que pensamos los millones de personas que nos opusimos a la guerra ni ayuda a construir una alternativa al gobierno del PP. Si mañana el Parlamento se reúne y vota, con la mayoría absoluta del PP, el envío de las tropas por el tiempo que haga falta, entonces ¿sería legal la ocupación?, ¿deberíamos dejar de pedir que vuelvan inmediatamente?

Los dirigentes del PSOE deberían explicar el carácter imperialista de la ocupación. La riqueza de Iraq está siendo saqueada por un puñado de multinacionales; los derechos laborales y democráticos brillan por su ausencia, y la represión más salvaje es el pan de cada día para miles de iraquíes, niños, mujeres y ancianos incluidos. Ante esta situación el movimiento obrero se ha puesto en pie. Como informamos en el anterior numero de El Militante ha habido una ola de huelgas en centros industriales. La autoridad provisional ha reaccionado prohibiendo las huelgas deteniendo a sindicalistas. A pesar de la censura, hemos visto las imagines de los soldados reprimiendo manifestaciones de masas... Esta es la misión humanitaria de las tropas.

La posición de IU

Por su parte Izquierda Unida sí pide explícitamente que vuelvan las tropas pero, lamentablemente, no va más allá. En los últimos documentos de la VII Asamblea Federal podemos leer:

“La discusión en torno a la guerra de Iraq puso de manifiesto la voluntad de una parte sustancial de la comunidad internacional de atenerse a las reglas del derecho internacional y a las exigencias de los mandatos de las Naciones Unidas (...) Muchos gobiernos (...) no aceptaron el chantaje de la mentira...”

“Desde IU demandamos la vuelta a casa de la brigada Plus Ultra y que las Naciones Unidas se hagan cargo de la situación de Iraq para que sean los propios iraquíes los que, mediante elecciones libres, elijan a sus representantes y organicen la sociedad y el estado.”

Pedir que las Naciones Unidas se hagan cargo de la situación en Iraq es lo mismo que pedir que el zorro cuide a las gallinas. Fue la ONU quien, antes de la guerra, autorizó el criminal embargo que causó la muerte de miles de niños por hambre y falta de medicinas; cosa que recuerdan muy bien los iraquíes. ¿Cambiaria sustancialmente el hecho de que los cascos de las tropas fueran azules?

Si los gobiernos de Francia, Rusia, China, o Alemania se posicionaron en contra de la guerra, desde luego no fue por motivos pacifistas, sino para defender con más fuerza sus negocios y no perder su influencia en esta zona del mundo. Pero una vez que ha terminado la guerra, todos esos lamentos y gritos hipócritas que hablaban de que era una “guerra ilegal” se han terminado. En mayo legalizaron la ocupación militar con la resolución de la ONU 1483. En esta resolución se avala el saqueo de Iraq y, es obvio que para garantizarlo son necesarias tropas de ocupación como las actuales.

Las diferencias que vemos entre EEUU y Francia y Alemania, con toda su cohorte de países satélites, no son más que diferencias entre bandidos, diferencias para ver quién se queda con la parte más importante del botín.

En la pagina web de IU encontramos destacado un logo para que dejemos de beber Coca-Cola y bebamos Mecca-Cola., porque “otro consumo es posible”. Pero no hay ni una sola letra de los llamamientos de solidaridad de los sindicatos iraquíes.

Los dirigentes de IU deberían explicar claramente que significa la ONU, en vez de intentar lavarle la cara, ayudando así a los millones de manifestantes contra la guerra a que sacara conclusiones de lo que significa realmente el capitalismo y sus podridas instituciones.