Corriente Marxista Internacional

1 - Tanto si es con la aprobación de la ONU como si no, pensamos que esta guerra tiene un carácter imperialista clásico, va a suponer una masacre y por eso hay que oponerse a ella. ¿Qué piensas de este planteamiento? 2 - Después del carácter multitu Gaspar Llamazares

portavoz de Izquierda Unida

Desde estas páginas saludamos el papel de IU en impulsar, de forma decidida, las movilizaciones contra la guerra, pero al mismo tiempo discrepamos de la consideración que Llamazares hace de Francia y Alemania como “aliados” del movimiento contra la guerra, así como su defensa de una “Europa con perfil propio y con autonomía”. La guerra sólo se puede parar si la clase obrera actúa con sus propios métodos de lucha y no supedita sus intereses a los de la burguesía, ni siquiera de forma “coyuntural”. Una coyuntura tan grave como ésta, precisamente, pone en el orden del día la necesidad de explicar la relación directa entre la guerra y el sistema capitalista y por tanto la necesidad de luchar por la transformación socialista de la sociedad, en la que nuestros únicos aliados son los oprimidos del mundo entero. Desarrollamos más este punto crucial en varios artículos de este periódico.

1 - "Consideramos que tanto una intervención unilateral, que sería gravísima, como una intervención multilateral con unas Naciones Unidas bajo chantaje de EEUU, son intervenciones ilegítimas y por lo tanto tienen que ser contestadas y tienen que ser desobedecidas y ese es el planteamiento nuestro. (..) Por otra parte, en este momento se abre una situación nueva: la actitud de “guerra preventiva” de EEUU ha provocado una situación en Europa que no hay que dejar de estar atentos a ella, es una situación nueva también a nivel internacional y que afecta a países con independencia de que tengan gobiernos conservadores. En este momento hay países y gobiernos que han visto los colmillos al lobo, al lobo de la guerra preventiva, al lobo del Imperio. Existen, hay posibilidades de alianzas, que no son alianzas antibelicistas o pacifistas, que no son alianzas socialistas, pero que sí son alianzas a corto plazo que hay que utilizar. Una alianza importante en estos momentos es la que tiene que ver con Europa, frente a una Europa norteamericana que defienden algunos países, defender una Europa con perfil propio y con autonomía. Eso es importante aunque no sea una alianza a largo plazo y otra alianza importante es la de, en el marco de las Naciones Unidas, todos aquellos países que en estos momentos apuestan por prorrogar la inspección, por prorrogar mecanismos pacíficos y por no ir a una guerra. En ese sentido, hay que apoyarse en la posición de Alemania y Francia como palanca para deslegitimar una guerra como la que está preparando Estados Unidos. Va a haber una situación muy compleja porque en el Consejo de Seguridad, hoy, Estados Unidos está en minoría".

2- "No hay que descartar que la ampliación de la movilización contra la guerra tenga la característica de un paro, tenga la características de huelga. La gravedad del asunto da para un paro y una huelga y en ese sentido habrá que valorarlo y buscar el mejor momento con el movimiento sindical para convocarla y para apoyarla".

------------

Mari García

de la Ejecutiva Nacional del Sindicato de Obreros del Campo, SOC

“Esta guerra no se puede llamar preventiva: para prevenir los conflictos internacionales, antes habría

que prevenir el hambre y la miseria provocadas por

las multinacionales, el FMI y el Banco Mundial”

1 - "Ésta es una guerra por petróleo y se explica con las necesidades energéticas y económicas causadas por la crisis de EEUU. Se trata de una guerra imperialista clásica. También hay que denunciar el papel nefasto que juega la ONU, fuerte con los débiles y débil ante los fuertes. En la misma zona de Oriente Medio, no se ha impuesto ninguna sanción seria al gobierno de Israel por la masacre que está conduciendo contra el pueblo palestino. La ONU se revela del todo impotente ante todas las resoluciones que Israel no cumple y esto se explica por no querer enfrentarse a EEUU. Tampoco esta guerra se la puede llamar preventiva, pues para prevenir los conflictos internacionales habría antes que prevenir el hambre y la miseria provocadas por las multinacionales y sus agencias imperialistas como son el FMI y el Banco Mundial".

2 - "Estamos absolutamente de acuerdo con que hace falta una huelga general de 24 horas convocada por todos los sindicatos en el Estado español. Esta convocatoria sería el primer paso para una huelga internacional de la clase obrera para parar esta guerra. El gobierno del PP se está mostrando muy autoritario y determinado en hacer la guerra: la única respuesta contundente que estos señoritos comprenden es la huelga general".

-----------

Antonio Torrijos

de la Ejecutiva Confederal CCOO

y perteneciente al Sector Crítico

“Hay que continuar las movilizaciones situando el no a la guerra en el seno reivindicativo del conflicto Capital/Trabajo”

1 - "Resulta evidente que el carácter de esta crisis es de naturaleza imperialista en una doble acepción: la económica por el control de los recursos energéticos en una zona clave para la extracción del petróleo, y la geoestratégica por el dominio del Golfo a través de la ocupación militar. Asimismo, es imprescindible situar la naturaleza del proceso de guerra abierto por la administración Bush y sus aliados —entre ellos el Gobierno español— en la relación de EEUU con Europa, y las consiguientes contradicciones en la dialéctica por la división internacional de los mercados y su control. Para la izquierda social y política este elemento de análisis debe ser fundamental y en consecuencia dotar a su capacidad de respuesta y movilización contra la guerra del imprescindible carácter internacionalista y antiimperialista. No hablamos sólo de elementos “morales” contra la guerra ni siquiera de legalidad internacional cuando ésta se cita a conveniencia, hablamos de no a la guerra por sí mismo, la convoque quien la convoque, sencillamente porque es un instrumento clásico del que se dota el liberalismo en esta fase imperialista".

2 - "Después de las masivas manifestaciones en todo el mundo del pasado día 15 de febrero, tanto la izquierda política como la social deben arbitrar los necesarios mecanismos de coordinación para continuar las movilizaciones elevando el nivel de respuesta y situando el no a la guerra en el seno reivindicativo del conflicto Capital/Trabajo, en la intención de abrir espacios a la idea de un paro internacional por la paz".

Santiago Jiménez

concejal de IU en Villaverde del Río, Sevilla

“La huelga general no es sólo un arma de lucha económica, sino también de lucha política”

1 - "Se trata claramente de una guerra imperialista, por la preponderancia de la principal potencia capitalista (EEUU) en el control de los recursos energéticos y estratégicos en Oriente Medio. Por supuesto, a los capitalistas petroleros no les importa nada el coste en vidas humanas y su urgencia en atacar les hace subestimar la probable reacción en cadena que esta guerra desatará pronto en toda la región. Cualquier apoyo a esta guerra, bien provenga de la ONU o de un Estado como el español, independientemente del tipo de resolución que se utilice como excusa, es equivalente a apoyar al imperialismo. (...)"

2 - "La huelga general es una de las más importantes armas forjadas por la clase obrera a lo largo de su historia, no sólo en la lucha económica, sino también en la lucha política. La respuesta a esta guerra debe de ser la huelga general de 24 horas, empezando por los trabajadores del Estado español. Después de las manifestaciones del 15-F, la clase obrera apoyaría con entusiasmo una huelga. El objetivo de la huelga tiene que ser el de parar durante un día toda la infraestructura europea del ejército norteamericano: bases aéreas, puertos, ferrocarriles, almacenes. Además los sindicatos y los comités de trabajadores contra la guerra deberían constituir cajas de resistencia para sostener el paro de sus compañeros de los puertos, bases, ferrocarriles y todo aquello que tenga que ver con el abastecimiento del ejercito imperialista. Sin el apoyo logístico de Europa, Bush no podría sostener una guerra larga".

-----------

Augusto Serrano Olmedo

portavoz de la Confederación de Sindicatos de Trabajadores y Trabajadoras de la Enseñanza (STEs)

“La huelga general no debe circunscribirse al Estado español, hay que hacer una gran convocatoria de alcance mundial, al igual que las manifestaciones del 15 de febrero”

1 - "Estoy plenamente de acuerdo, es una guerra de masacre y de exterminio, pero también de expoliación: van a por el petróleo de Iraq, quieren dominar esta riqueza natural, su explotación y distribución y no les importan los cientos de miles de personas que puedan masacrar para conseguirlo".

2 - "Desde la Confederación de STEs estamos desarrollando una campaña bajo el título de “Si hacéis la guerra... ¿Cómo educar para la paz?” en la que damos material, orientaciones, unidades didácticas..., para poder trabajar este tema en las escuelas e institutos. Dentro de esta campaña incluimos la convocatoria de una huelga general para parar la guerra, por lo que estamos de acuerdo con vuestra propuesta, pero entendemos que no debe circunscribirse al Estado español, hay que hacer una huelga con una gran convocatoria de alcance mundial, al igual que las manifestaciones del 15 de febrero".

-----------

Víctor Sánchez

secretario de Comunicación

de FeS-UGT-País Valencià

“A estas alturas un cambio político respecto a esta crisis debería comportar la convocatoria de elecciones anticipadas”

1 - "Por lo que respecta a la agresión política y a la amenaza de guerra, se vuelve a constatar la voluntad de los Estados Unidos de ser el gendarme del mundo. Y no hay que olvidar que los gendarmes, los ejércitos, nunca actúan por cuenta propia, sino siguiendo las instrucciones de quienes detentan el poder real, el poder económico. Hay que oponerse a la guerra por dos razones: porque no podemos consentir la masacre de inocentes que se puede producir y porque la contienda bélica continuará sentando las bases de la política económica y social del neoliberalismo".

2 - "Las movilizaciones, más que forzar al gobierno español a cambiar su política de alianzas internacionales, o de sumisión a las directrices norteamericanas, contribuirán a crear una conciencia de la necesidad de participar para que las cosas cambien. Y esa nueva conciencia crítica puede mover muchas barreras y forzar la ejecución de políticas progresistas desde la izquierda. La huelga general puede ser una medida que fuerce al Gobierno español a cambiar su política. Pero a estas alturas creo que un cambio de política respecto a esta crisis debería comportar la convocatoria de elecciones generales anticipadas".

------

Comité de Empresa de la base naval de Rota

“Los militares nos han prohibido expresamente decir cualquier cosa sobre lo que pasa en la base”

Hemos hablado por teléfono con el Comité de Empresa de la base naval de Rota para hacer una entrevista y tratar de averiguar algo sobre el probable almacenamiento de armas bacteriológicas y nucleares, además de conocer detalles sobre el aumento del trafico de armas y tropas en la base.

Un trabajador del Comité nos ha respondido lo siguiente: “Nos tienen todos los teléfonos pinchados y [los militares] nos han prohibido expresamente decir cualquier cosa sobre lo que pasa en la base de Rota. Aquí hacen lo que quieren, estamos en un reino de Taifas”.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org