Corriente Marxista Internacional

“Ningún barco cargado de armas o material bélico destinado al Golfo saldrá de los puertos italianos”, estas son las palabras de Guido Abbadessa, secretario general de la Filt-Cgil, el sindicato de transporte más grande de Italia (La Stampa 22/2/2003). El gobierno italiano ha autorizado al ejército estadounidense el paso por Italia en su camino hacia el Golfo.

“¿Las armas que han llegado a Livorno procedentes de Vicenza llegarán a Turquía? La Filt-Cgil ha tomado la decisión de que los estibadores de Livirno, o de cualquier otra parte de Italia, boicoteen el transporte de armas, si es necesario recurrirán a la huelga.

¿Serán realmente capaces de detener las operaciones bélicas?” Esta es la pregunta que se hace el periodista y responde: “Estoy absolutamente seguro. El 87% de los estibadores italianos pertenecen a este sindicato. Creo que en el Gobierno hay alguien que muestra un gran entusiasmo hacia los EEUU sin pensarlo lo suficiente”.

El presidente de la Asociación Nacional de Compañías de Estibadores, Roberto Piccini de Livorno, también apoya esta postura. “Si ellos quieren utilizar los muelles comerciales, nos negamos a trabajar. Además, mantendremos la vista en los muelles para asegurar que están libres de cualquier cargamento militar. Todos los estibadores italianos apoyarán esta postura” (Il Manifesto, 23/2/2003).

La dirección de la Filt-Cgil es una de las que están más a la derecha de Italia. Que ellos hagan esta declaración demuestra que existe una presión considerable desde abajo. Después de una manifestación que congregó a tres millones de personas en Roma hace diez días, la militancia va en aumento. El sindicato de trabajadores metalúrgicos, Fiom-Cgil, ya ha dicho que convocará una huelga general en el sector el día que comience la guerra.

Estamos de acuerdo en lo que dice el secretario general de la Filt-Cgil: ¡Berlusconi debe pensarse dos veces las cosas si quiere apoyar a Bush y Blair!


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org