Corriente Marxista Internacional

El domingo 21 de septiembre se legalizó el robo de los bienes nacionales de Iraq. El Consejo Nacional Iraquí, nombrado a dedo por los estadounidenses, ha abierto todos los sectores de la economía a los inversores extranjeros. Desde ahora todos los se El domingo 21 de septiembre se legalizó el robo de los bienes nacionales de Iraq. El Consejo Nacional Iraquí, nombrado a dedo por los estadounidenses, ha abierto todos los sectores de la economía a los inversores extranjeros. Desde ahora todos los sectores estratégicos de la economía se pueden vender libremente.

Con el gobierno de Sadam Husein los inversores extranjeros tenían muchas dificultades para adquirir empresas iraquíes ya que el impuesto sobre beneficios era del 45%. Ahora la situación ha cambiado completamente, desde este momento, las empresas extranjeras podrán adquirir el 100% de la propiedad en todos los sectores, excepto los recursos naturales. Para empeorar las cosas, los nuevos “gobernantes” permitirán la salida total e inmediata de los beneficios, dividendos e intereses a los países de origen de los inversores. Hasta finales de año si una multinacional (es decir, de EEUU) invierte en Iraq no tendrá que pagar impuestos. El próximo año tendrán que pagar sólo el 15% sobre los beneficios. Con esta medida el llamado “gobierno iraquí” quiere demostrar que Iraq es “un país que abraza el libre comercio”.

Al mismo tiempo, la Autoridad Provisional de la Coalición, ha decidido imponer nuevos impuestos sobre el combustible y la alimentación, desde principios de año estos productos tendrán un nuevo impuesto del 15% que tendrá que pagar cada ciudadano iraquí. De este modo, ¡los trabajadores iraquíes pagarán el mismo impuesto que los ricos! Está claro quien va a pagar la reconstrucción y la ocupación: los iraquíes normales que viven con unos ingresos escasos o en la pobreza. Una vez más tenemos la prueba de que el “consejo de gobierno” iraquí es simplemente una herramienta en manos de los imperialistas estadounidenses y británicos.

Inestabilidad

Pero hay un pequeño problema. Iraq no es un país seguro y se está convirtiendo en una pesadilla para la Administración estadounidense. El país está lejos de convertirse en el lugar ideal para los negocios. El ejército estadounidense necesita más soldados porque se enfrenta a una difícil situación y busca desesperadamente ayuda de otras potencias para conseguir estabilizar Iraq.

Sin embargo, aunque Bush necesita ayuda militar de otros países lo que no está dispuesto es a dividir los beneficios con Rusia o Alemania. Son bienvenidos para compartir costes. Los imperialistas estadounidenses tampoco quieren que la ONU se haga cargo del país. Bush quiere que la ONU “supervise las primeras elecciones de la posguerra y elabore una resolución” mientras que el poder real está firmemente en las manos de Bremer y sus acólitos.

En estas condiciones una resolución de la ONU no va a resolver ninguno de los problemas. Putin ya ha dicho que no enviará tropas. Si consiguen aprobar una nueva resolución sólo será otra declaración de intenciones que servirá para demostrar una vez más la irrelevancia de las Naciones Unidas.

Mientras tanto, todos los actos de las fuerzas ocupantes y sus leyes están provocando más furia y resentimiento entre las masas iraquíes. Casi seis meses después de la caída de Bagdad no existen signos visibles de una verdadera reconstrucción. La mayoría de la población no dispone de agua potable o electricidad y ciudades enteras están incomunicadas sin líneas telefónicas.

La farsa de una nueva resolución de la ONU revelará una vez más a los trabajadores y jóvenes de Iraq que, si desean conseguir un cambio significativo en sus condiciones de vida, sólo pueden basarse en sus propias fuerzas y en las de los trabajadores de Oriente Medio. La tarea es expulsar a las fuerzas ocupantes y reconstruir una sociedad bajo el control de la clase obrera y en beneficio de la población iraquí.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org