Corriente Marxista Internacional

En Venezuela tenemos una larga lista de traidores al movimiento popular, personas que alguna vez actuaron como dirigentes revolucionarios y terminaron como viles lacayos de la clase dominante y el imperialismo. Uno de estos casos insignia de esta lamentable lista es Américo Martín, quien fue dirigente del MIR y otras organizaciones de revolucionarias y "comandante" guerrillero. Su traición ocurrió hace mucho, no es de data reciente. En los años de la guerrilla en Venezuela traicionó a sus camaradas, delatando a muchos y robando parte del dinero con el que se compraban suministros para los que se encontraban luchando en el monte o estaban clandestinos en las ciudades. Ahora aparece ante los micrófonos y es presentado por los medios burgueses como un auténtico líder guerrillero, como una cara de la izquierda que se opone al "régimen del Sr. Chávez". Están algunos del Movimiento al Socialismo, entre ellos Teodoro Petkoff y Pompeyo Márquez, y si nos ponemos a nombrarlos a todos no llegaremos al que nos interesa nombrear en estas líneas: Carlos Melo, dirigente de Bandera Roja.

Junto a Gabriel Puerta ha llevado a la completa degeneración a esta organización que se dice ser Marxista-Leninista, pero que luego de ser una organización ultraizquierdista ha terminado degenerando en un grupo de chhoque fascista que sirve directamente a los intereses de la contrarrevolución. Recordamos todavía a uno de sus dirigentes dando ruedas de prensa desde la sede de la patronal FEDECAMARAS. Parafraseando a Trotsky cuando respondía a Schachtmann, si eso es marxismo-leninismo, entonces yo no soy marxista-leninista.

Confirmando lo que ya hemos estado denunciando en varias ocasiones y que el movimiento popular ha estado denunciando desde hace tiempo, el grupo Bandera Roja está movilzando armamento y organizando grupos para atacar con armas de fuego a la Guardia Nacional, las policías y a los simpatizantes del presidente Chávez. En este sentido, el traidor Carlos Melo fue capturado en as seis de la tarde en la calle Guaicaipuro de El Rosal, Caracas, por un grupo de la Disip encargado de realizar operativos de seguridad. Se le encontraron dos Fusiles Automáticos Ligeros (FAL), armas de alta potencia que emplean municiones calibre 7.65, además de varias pistolas calibre 9mm y municiones.

Los medios burgueses hablan de las hordas violentas del chavismo, mientras abrazan a estos grupos de choque y las acciones agresivas de sus partidarios.

Es importante tomar nota de esta confirmación y alzar, más que nunca, la consigna de los Comités de Defensa de la Revolución. Los grupos de choque contrarrevolucionarios ya están funcionando y están bien armados. Mientras no se organice una red de defensa contra este peligro, seguirán asesinando dirigentes e causando toda la violencia y terror que siguen causando. ¡Combatir a estos grupos fascistas es un deber!


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org