Corriente Marxista Internacional

- Pincha aquí para ir al artículo - Pincha aquí para ver todos los artículos de Venezuela publicados en El Mil En el momento de redactar este artículo la oposición contrarrevolucionaria venezolana y el imperialismo han iniciado una violenta campaña nacional e internacional de desestabilización contra el gobierno de Hugo Chávez. (ver los articulos en nuestra web y de www.aporrea.org)

Los dirigentes de la oposición fascista han lanzado a sus seguidores a realizar todo tipo de algaradas y acciones de violencia en la calle con el fin de sembrar el caos.

Ola de violencia programada

En varias urbanizaciones y barrios de clase media de Caracas y otras ciudades grupos no muy numerosos pero sí muy fanatizados participan en estas algaradas. Las mismas son instigadas por cuadros seleccionados para tal fin por los distintos partidos de la oposición y apoyadas por los pistoleros de las policías locales controladas por alcaldes golpistas asi como por la Policía Metropolitana de Caracas. Varios agentes de Polibaruta (uno de los municipios de Caracas) han sido detenidos por participar en estas acciones violentas.

Estos grupos de manifestantes solamente pueden ser definidos como bandas fascistas, se dedican a atacar a militantes y locales de organizaciones populares, a proferir amenazas e insultos de todo tipo e incluso han llegado a agredir a ciudadanos por “chavistas” o a disparar con armas de fuego contra los ciudadanos que se oponen a sus acciones terroristas. La inmensa mayoria de la poblacion rechaza estos actos, como demostro la movilizacion masiva del domingo 29 de febrero contra el golpismo y la intervencion el imperialismo en Venezuela, donde durante mas de seis horas millones de manifestantes procedentes de todo el pais llenamos las calles de Caracas. Ese si era el pueblo movilizado en defensa de sus derechos y no estos grupos fascistas que intentan volver a paralizar el pais –como en diciembre pasado- por la via de colapsar con actos de violencia y terror los transportes y las principales vias de comunicación.

Hoy mismo en la Universidad Central de Venezuela (UCV) un reducido grupo de miembros de Bandera “Roja” (cuya trayectoria historica como grupo de extrema izquierda es utilizada hoy por la reaccion y los dirigentes corruptos de este grupo para disimular el caracter fascista tanto de sus metodos como de sus objetivos politicos) intentaban cortar los accesos a la universidad con barricadas, para impedir el normal funcionamiento de esta. Sin embargo, estos fascistas fueron disueltos por grupos de estudiantes y trabajadores de la UCV que de forma espontanea se les enfrentaron para defender el derecho a mantener la universidad abierta y evitar las coacciones fascistas. Este es el camino para derrotarles.

En el momento de huir, estos pistoleros volvieron a demostrar su carácter asesino al disparar en varias ocasiones contra los jovenes y trabajadores que se les enfrentaron. Pero los estudiantes decidieron mantener y ampliar su movilizacion y convocaron una asamblea general de estudiantes, profesores y trabajadores de la UCV abierta a los sectores populares para el martes 2 de marzo a las 9:00 con el fin de debatir como organizarse para mantener abiertas las instalaciones de la universidad y defenderse de posibles nuevos ataques fascistas.

La verdad sobre las firmas y el referendo

Las calumnias acerca de lo que realmente está ocurriendo en Venezuela vuelven a llenar los teletipos de las agencias, las pantallas de TV y las páginas de los periódicos. El objetivo de toda esta campaña de violencia es el mismo que en abril de 2002 o en diciembre de 2002 y enero de 2003: utilizar a los sectores más alienados y desesperados de la base social de clase media de la oposición como “carne de cañón” para los planes golpistas de los dirigentes de la reacción fascista e intentar preparar a la opinión pública internacional para una nueva ofensiva contra el gobierno democráticamente elegido de Hugo Chávez.

Esta vez la excusa elegida es el referendo revocatorio (RR). Este es un derecho democrático que prácticamente no existe en ningún país y que el propio Chávez introdujo en la Constitución venezolana. Si, una vez llegados a la mitad del mandato de un representante público elegido democráticamente, un 20% de los electores inscritos en el censo firman pidiendo el referendo, el Consejo Nacional Electoral (CNE) debe revisar estas firmas y si se comprueba su validez procede a autorizar la convocatoria del referendo. La oposición necesitaría que el CNE considerase como válidas más de 2.400.000 firmas. Además, para que Chávez dejase la presidencia necesitarían ganar dicha votación, obviamente, y conseguir al menos 3.800.000 votos, los mismos que logró Chávez en su elección como Presidente.

En diciembre pasado la oposición fue incapaz de recoger las firmas. Según todos los datos disponibles no superaron el millón novecientas mil firmas, y para tener derecho a que se convoque el referendo necesitarían 2.400.000. Y ello a pesar de que durante la recogida de firmas de la oposición se detectaron todo tipo de fraudes e irregularidades, desde firmas de difuntos hasta personas que firmaron varias veces o coacciones a trabajadores a los que se obligaba a firmar bajo amenaza de ser despedidos. En un día se presentaron más de 5.000 denuncias al respecto. La empresa Súmate, organización opositora que se encargó de recoger las firmas ha llegado a entregar un comprobante de haber firmado para de ese modo poder perseguir a los no firmantes y favorecer a los firmantes. Esta siniestra organización se ha demostrado que se encuentra financiada por el Fondo Nacional para la Democracia de los EE.UU (una cobertura legal de la CIA). Portavoces de la administración americana ante la contundencia de las pruebas presentadas fueron incapaces de negar esta conexión entre el gobierno americano y Súmate.

Una de las mentiras más cínicas del imperialismo estadounidense y de la oposición venezolana, con la que intentan justificar la ola de provocaciones y violencia que han desatado en el país, es la de que el CNE les ha invalidado firmas sin justificación. La realidad es que las firmas que se han invalidado son –como decíamos antes- las de casos tan evidentes como los de gente que ha denunciado que su firma fue falsificada, las de personas que firmaron más de una vez o las de muertos, menores de edad, etc. Esto, dicho sea de paso, ha sido considerado por la administración americana y otros de los amigos “democráticos” de la oposición venezolana como “tecnicismos excesivos” (¡).

Curiosamente, la decisión que ha provocado la airada reacción de la oposición y de los voceros de la administración yanqui ha sido la de objetar 213.000 firmas, de las cuales 148.000 pertenecen al posible revocatorio contra el Presidente. Una cuestión importante es que objetar no quiere decir anular, como miente la oposición y los medios de (des) información internacionales, sino que para garantizar los derechos democráticos tanto de los firmantes como de los que han decidido no firmar lo que se ha planteado es que estas firmas dudosas sean confirmadas por sus propios autores. Los firmantes tendrían cinco días para presentarse en varios centenares de puntos a lo largo de todo el país para confirmar su firma ante funcionarios del CNE. Si lo hacen así esta valdría, si no sería invalidada. Pero esta medida elemental para proteger un derecho democrático y evitar el fraude es considerada por el gobierno estadounidense y la OEA un “tecnicismo excesivo”. La OEA ha pedido algo tan absurdo como que se haga un muestreo entre unos centenares de firmas para comprobar si son válidas o no y que eso se considere demostrativo, convirtiendo algo tan grave como un fraude electoral en una anécdota.

La oposición venezolana ha presentado un número absolutamente increíble de lo que se ha dado en llamar planillas planas, es decir, planillas en las que los datos de distintos firmantes aparecen rellenados con una misma letra, es decir por una misma persona, vulnerando de este modo el carácter personal e intransferible del acto de firmar

Esta situación se podría dar excepcionalmente con personas impedidas por enfermedad u otra causa justificada para firmar y que necesitasen por tanto que alguien rellenase la planilla con sus datos. Sin embargo, la oposición venezolana ha presentado centenares de miles de firmas de ese modo. Con el agravante de que más de 600.000 firmas estuvieron “desaparecidas” durante un buen tiempo y , mientras que las firmas recogidas por los partidarios de Chávez para intentar revocar a 37 diputados opositores se entregaron a los cuatro días de recogidas, la oposición se demoró casi 4 semanas en entregar sus firmas. Incluso uno de sus máximos dirigentes , Salas Römer, llegó a pedir que se entregasen de una vez las firmas para no perder credibilidad.

Excusas para una nueva ofensiva golpista

La oposición fascista y el imperialismo, tras ser derrotados en dos ocasiones los golpes de estado que intentaron contra el gobierno de Chávez por la movilización popular, decidieron utilizar la táctica del RR. Tras estas dos derrotas su base social se encontraba (y se sigue encontrando) desmoralizada y debilitada, incluso sectores que entonces fueron manipulados y engañados por ellos y les siguieron ahora dicen que se abstendrían o votarían por Chávez. Según una encuesta reciente de sectores vinculados a la propia oposición la popularidad de Chávez vuelve a estar por encima del 60% y el apoyo a algunos de sus planes educativos y de salud –atacados por la oposición de forma histérica- oscila alrededor del 75%, superando en algún caso el 80%.

Los dirigentes de la oposición son conscientes de que si hubiese un referendo lo perderían pero esto les da igual, para ellos siempre se ha tratado de ganar tiempo, mantener agrupado a un sector de su base social y utilizar esta cuestión como un elemento de agitación y propaganda contra Chávez. Y en todo caso, si se llegase al referendo y ,como es probable, lo perdiesen pensaban no reconocer el resultado y lanzar a su base social una vez mas al abismo. Tendrían una excusa perfecta para volver a pasar a la ofensiva. Ahora todo indica que han adelantado sus planes.

Su táctica tenia un límite claro, una vez que su pérdida de apoyo social es tan evidente que ni siquiera han sido capaces de lograr las firmas para forzar la convocatoria del RR no pueden reconocer este hecho bajo ningún concepto pues ello acabaría de debilitarles ante sus seguidores y les obligaría a aplazar sus planes de intentar derribar a Chávez –lo único que les mantiene unidos-. Para el imperialismo , además, esto se combina con el hecho de que –en una situación como la que vive actualmente América Latina de auge de la movilización popular- el proceso revolucionario en marcha en Venezuela se convierte cada vez más en un punto de referencia y un problema con el que hay que intentar acabar cuanto antes.

Este es un elemento importante a la hora de elaborar sus planes, el tiempo no juega de momento a favor de ellos. Hay divisiones importantes en su seno, su base social está cansada y escéptica y la del chavismo movilizada, en unos meses hay elecciones locales y los sondeos indican que podrían perder la gobernación de Miranda y la alcaldía Mayor, dos de sus bastiones. Incluso hay que ver que pasa con el control caciquil de los Salas Romer en Carabobo.

Perder la Metropolitana y Miranda , después de no convocarse el RR, sería un golpe tremendo para la oposición. Por eso Primero Justicia ha presionado a AD y estos parecen haber aceptado la táctica de que si no hay RR no concurrirán a las elecciones. Esto les obligaría a lanzar una ofensiva pues estarían perdiendo todo su poder institucional en municipios y gobernaciones. Presentarse a las elecciones –a una derrota segura además- sin haber logrado el RR, sería aceptar su derrota, pero si las boicotean tienen que luchar por el poder, sino también sería una derrota.

Distintos escenarios posibles para un mismo objetivo contrarrevolucionario

Ese es el problema de la táctica de la oposición, están atrapados en la trampa de su propia debilidad. Por eso estan lanzando una nueva ofensiva aún sin tener todas las cartas seguras. En estos momentos son como un animal herido, su debilidad los hace aun mas peligrosos. Todo indica que los dirigentes contrarrevolucionarios y el imperialismo estan barajando todas las opciones. Incluso que intenten un magnicidio en un determinado momento es posible. En Miraflores han reforzado las medidas de seguridad en el entorno presidencial y dan bastante credibilidad a esta opción. Es lógico pues en una situación como esta la desesperación de la burguesía podría llevarles a ello.

Pero un hipotético asesinato de Chávez provocaría una guerra civil en estos momentos. Los sectores populares se echarían a la calle masivamente, habría elementos de un nuevo “caracazo” pero con la organización y conciencia popular a un nivel superior. Probablemente un sector de la oposición y de imperialismo puede valorar que en una situación de caos como esa podrían tener la excusa y la posibilidad de arrastrar a sectores del ejército “institucionalistas” que podrían ayudarles a aplastar a las masas e instaurar una dictadura. Pero es una apuesta muy arriesgada, podría escapársele de las manos totalmente y ser derrotados.

La posibilidad de un embargo económico para intentar asfixiar la economía parece que es otra opción que los imperialistas están discutiendo. Esto sería un punto crítico, podría empujar a Chávez a la izquierda pero también podria acelerar una ruptura con un sector de los militares que le rodean. De todas formas sería probable que Chávez apoyándose en las masas ganase un enfrentamiento de ese tipo. Esto podría empujar toda la situación hacia la izquierda, como ya hemos analizado en otros materiales.

Por otra parte , en una situación como la que tiene la economía estadounidense, con el petróleo iraquí sin llegar porque su ocupación de Irak está resultando un fiasco y con los problemas que están teniendo para reducir los precios internacionales del petróleo parece una opción con demasiados riesgos para el imperialismo. Antes probablemente intentarán la vía de sanciones económicas y de intentar aislar diplomáticamente al gobierno venezolano.

Incluso hay rumores acerca de que el gobernador del Zulia pudiese declarar la independencia o algo similar y utilizar una posible intervención de Chávez para provocar un incidente diplomático internacional. Zulia es el estado más poblado y uno de los principales estados petroleros. Y es fronterizo con Colombia lo que permitiría una excusa también para la intervención de este país o ,preferiblemente, de la OEA con apoyo yanqui. Esta también sería una apuesta muy arriesgada y probablemente más para un momento en el que temiesen perderlo todo. Sin embargo, es significativo que en el discurso de algunos de los elementos más radicales de la oposición estas tentaciones separatistas hayan empezado a aparecer

La verdad es que opciones seguras en este momento no tienen ninguna y como hemos explicado muchas veces, la desesperación, los errores de cálculo, etc también son factores que entran dentro de la ecuación y que han jugado un papel a lo largo de la historia. A veces incluso un papel decisivo El problema fundamental para el imperialismo es que en Venezuela siguen perdiendo, la situación en todo el continente se les complica y Chávez empieza a convertirse en un referente no soloamente para las masas venezolanas sino para las de toda America latina

La tactica actual de la oposicion

La opcion por la que estan apostando en estos momentos es ir preparando ese mismo escenario de caos y desestabilización pero por la via de empujar hacia el fascismo y el terrorismo al nucleo duro de esa base social que si consiguieron movilizar en el firmazo. Su problema es que si no hay RR y no pasan a la ofensiva están desmoralizando y perdiendo a esta base social, la presión diplomática pueden mantenerla durante un tiempo pero luego o pasan a los hechos y hacen algo o darían una imagen de debilidad aun mayor tanto nacional como internacionalmente.

A corto plazo un objetivo de esta tactica es presionar al CNE e intentar que este retroceda. El CNE no deja de ser un órgano burgués y la composición de su consejo rector sólo es favorable al chavismo por un voto en estos momentos (3-2). Si mediante la presión o el soborno consiguiesen voltear a uno de los rectores del CNE –como han hecho con otras instituciones del estado burgués en otros momentos- tendrían el control de este órgano y esto facilitaría sus planes de recomponer su base social y disfrazar un nuevo golpe. La brutalidad de los ataques de la oposición al CNE y el que estén sembrando dudas ya sobre la imparcialidad de este refleja que, hasta el momento no han sido capaces de lograrlo.

Pero los llamamientos de los rectores del CNE no controlados por la oposicion a la reflexion y la negociacion estan creciendo durante los ultimos dias. Esta no nos parece una buena tactica, la debilidad invita a la agresion y la oposicion no puede ni quiere negociar nada, al menos nada que sea justo. Saben que no tienen las firmas. Si se les hiciese una concesion y se convocase el RR, o se les proporcionse cualquier otra clase de balon de oxigeno (reconocimiento de un numero de firmas insuficiente pero cercano alos 2.400.000, elecciones anticipadas, etc) solo lo utilizarian para ganar tiempo e intentar preparar lo mismo que estan haciendo ahora mejor.

Esta espiral de violencia a la que han lanzado a un sector de su base los dirigentes opositores venezolanos es de hecho el inicio de una nueva tentativa golpista. Intentan que la radicalización del núcleo duro que sus seguidores desemboque en el surgimiento de grupos paramilitares o terroristas, bandas fascistas todavía reducidas en efectivos y desde luego sin practicamente apoyo social pero extremadamente fanáticas y violentas.

Bandas fascistas

El fascismo no son unos simbolos o una “ideologia” , es la movilizacion de los sectores mas histericos, desesperados y fanaticos de la clase media para servir a los intereses de la oligarquia y el imperialismo y atacar al movimiento revolucionario. Y lo que vemos hoy en Venezuela es el inicio de eso. Los ataques a las sedes de organizaciones que apoyan el proceso (PPT, MEP o MVR) este fin de semana en Caracas, las agresiones a buhoneros y miembros de organizaciones de izquierda, los disparos contra todo el que se les opone, las

amenazas y coacciones violentas son los metodos tradicionales del fascismo.

La forma de operar de las bandas que siembran el caos en las calles venezolanas desde el viernes 27 es reveladora: grupos de cuadros de los partidos opositores y elementos lumpenes pagados llegan preparados con todo tipo de material para destrozar mobiliario urbano y generalmente armados, provocan el caos y el enfrentamiento con la Guardia nacional o con ciudadanos que apoyan el proceso revolucionario, luego los jovenes fanatizados y enajenados de clase media que arrastran a estas algaradas son los que actuan como escudo. En la retaguardia se ha podido ver a los jefes de estos grupos impartiendo ordenes y coordinando las acciones desestabilizadoras.

Esto, por cierto, es un elemento más para abrir el debate sobre la necesidad de que el movimiento popular organice brigadas de autodefensa y Comités en defensa de la Revolución. Solo la movilizacion de las masas para enfrentarse, fisicamente si es necesario, a las bandas fascistas puede derrotar a estas.

Esta táctica de radicalizar a sus seguidores y empujarlos a la violencia se combinaría con un incremento de la presión diplomática internacional diciendo que Chávez no controla el país, hay un clima de guerra civil, etc. Hay pocas dudas acerca de cuál sería el papel de la OEA, los “ amigos de Venezuela” y todos los esbirros del imperialismo a nivel internacional en ese caso (desde Uribe, Gutiérrez , Fox o Toledo en américa latina hasta Blair o el PP español en Europa). Sin duda todos estarán dispuestos a aportar su granito de arena a la “estabilidad, la paz y la democracia” en Venezuela como en abril de 2002.

Es difícil saber cuanto tiempo necesitarían para generar esa situación y a que ritmo se produciría pero eso es lo que buscan. Todo obedece a una logica perversa: la de que cuanto peor mejor. Buscan muertos y un clima de violencia que a corto plazo les permita tanto radicalizar a los sectores de su base social que todavia les siguen como crear la sensacion de que el gobierno no controla la situacion y provocar o bien un retroceso del CNE, TSJ o el propio gobierno que les de una victoria que presentar y algo de oxigeno para continuar con su desestabilizacion con mas fuerza. O, mas probablemente, una intervencion del imperialismo (aplicacion de la Carta Democratica por parte de la OEA, sanciones internacionales, etc) que anime a su base social, eso tambien les permitiria continuar con sus planes en mejores condiciones.

Junto a ello tambien intentan cambiar la correlacion de fuerzas en el aparato del estado y volver a encontrar un punto de apoyo para sus planes golpistas en sectores militares, aunque probablemente para esto necesitarian antes tener éxito en los objetivos anteriormente mencionados.

Es posible un nuevo golpe?

Aunque siempre es difícil tener datos exactos sobre lo que ocurre entre los altos mandos militares, y en una situación de lucha creciente entre la revolución y la contrarrevolución como la que vivimos la posibilidad de un golpe siempre está implícita en la situación, en estos momentos todo indica que el problema que tiene la reacción fascista sigue siendo el mismo que desde hace aproximadamente un año. No es sólo que la correlación de fuerzas en la calle les sea desfavorable. Este hecho es importante porque demuestra que la revolución podría avanzar más rápido y profundizarse mucho más, pero desgraciadamente no es determinante por si sólo para impedir que un golpe de estado pueda resultar triunfante.

Ninguna contrarrevolución ha ganado por tener una correlación de fuerzas más favorable, Chile demostró que para dar un golpe no hace falta tener un apoyo de masas, bastó con tener un grupo bien organizado en la cúpula del ejército y las bandas de extrema derecha basadas en los sectores más histéricos y alienados de la clase media como auxiliar, todo ello combinado con los errores de la dirección revolucionaria, su miedo a armar , organizar y movilizar al pueblo (para no “dar una excusa al imperialismo para intervenir”, cuando este ya estaba interviniendo). Esta leccion es clave para la situacion que tenemos actualmente en Venezuela.

El problema que tiene la oposición y el imperialismo en estos momentos, unido a esa correlación de fuerzas desfavorable en la sociedad, es que todo indica que tras sus derrotas de abril y diciembre han perdido incluso el control de la cúpula militar, al menos temporalmente.Esta es una cuestión importante: el estado mayor del ejército está formado en estos momentos por mandos en teoría leales a Chávez. García Carneiro , Ministro de Defensa, y Baduel , jefe del estado mayor, son los militares que mas claramente se han identificado con Chávez en coyunturas decisivas del proceso. Alrededor hay otros militares más en posiciones políticas importantes que se suponen leales al proceso. Pero ¿cuánto puede durar esta situación y en qué se basa esa lealtad? Y , significa eso que todo esta controlado y es imposible que los reaccionarios tengan éxito en sus planes a medio o largo plazo?

El ejercito y la revolucion

Como hemos explicado en muchas ocasiones los marxistas, el ejército –y en general el estado burgués- son una institución creada y controlada por la clase dominante. Como explicaba Lenin hay un montón de hilos visibles e invisibles que mantienen atada a la alta oficialidad y a la burocracia estatal a los intereses de la oligarquía. Los más visibles son el pertenecer a una misma clase, vivir en los mismos lugares, compartir inversiones, intereses económicos , etc pero junto a ellos también los hay invisibles: una educación en unos valores contrarios a los de los trabajadores y los sectores populares, una formación ideológica reaccionaria (anticomunismo, etc), una desconfianza instintiva en la participación de los de abajo, etc.

En todas las situaciones revolucionarias y pre-revolucionarias hemos visto como el ejército se divide y puede haber sectores , especialmente entre la tropa, que confraternizan con el pueblo y se pueden poner del lado de este. En Venezuela hemos visto elementos de esto en abril y en diciembre incluso entre la alta oficialidad. Pero al mismo tiempo no hay un control democrático desde debajo de la tropa, que es la mejor forma de garantizar que los trabajadores y el pueblo (que al fin y al cabo son la mayoría de la tropa) tengan realmente el control del ejército.

Esto quiere decir que ,temporalmente, con Chávez con un apoyo de masas pero sin romper con el sistema y esta situación en la que a muchos mandos del ejército les va bien, muchos de ellos creen que tienen más que ganar con él que contra él y la cúpula del ejército parece estar de su lado. Pero esta es una base demasiado coyuntural y puede cambiar. Uno de los objetivos de crear una situación de caos, desestabilización, etc también es el de intentar llevar a un sector de esos militares que se ha dado en llamar “institucionalistas” en un determinado momento a la conclusion de que Chávez no controla la situacion. Esto combinado con el “riesgo de que el país vaya hacia el castro-comunismo” o de un enfrentamiento grave con el imperialismo, etc podría hacer pensar a todo un sector de esa capa de militares (y no sólo militares) que hoy está con Chávez porque es el caballo ganador que la suerte de este está cambiando y deben cambiar de bando. No sería la primera vez que ocurriese. Ya en otros momentos decisivos del proceso hemos visto como dirigentes o líderes militares se volteaban.

En ese caso algunos sectores seguirían con Chávez –sí es cierto que durante abril y más aún diciembre se produjo confraternización entre sectores populares y sectores de la GN y de la FAN, los megamercados o la presencia constante de la GN en la calle, desde apoyando obras sociales hasta en vigilancia contra la inseguridad, también ayudan a que esté más en contacto con el pueblo. Pero aún así (y partiendo de que es difícil tener datos exactos y fiables) es bastante posible que los sectores de la alta oficialidad que se mantendrían con Chávez en una situación límite para este (un nuevo 11 de abril, por ejemplo) serían probablemente minoría.

A esto se une el peligro permanente que representan las policías de los ayuntamientos y gobernaciones que hoy controla la oposición. Estos son unos cuantos de miles de hombres armados y que han demostrado sobradamente lo peligrosos que pueden ser. A Polimiranda se le incautaron días antes de la marcha opositora del 14 de febrero cantidades importantes de material militar; de guerra, no policial, y hay evidencias de que Mendoza (gobernador de Miranda), Peña (Alcalde mayor) y otros fueron a España a comprar estas armas con la anuencia del gobierno español. Y ya sabemos de qué son capaces los miembros de la PM (Policía Metropolitana de Caracas) quienes dispararon contra los manifestantes el 11 de abril de 2002 para provocar así la excusa para el golpe fascista.

Impulsar asambleas de ciudadanos y comites en defensa de la revolucion

Evidentemente, el hecho de que en estos momentos sean capaces de movilizar mucha menos gente que en abril o diciembre , que hayan sido derrotados en varias ocasiones y que el pueblo este mas dispuesto que nunca a defender el proceso y resistir al fascismo –como demuestra la enorme masividad de la marcha contra el imperialismo del domingo 29 de febrero- es una ventaja enorme y debe servirnos para estar convencidos de que una vez mas podemos ganarles. Pero esto no va a producirse por si mismo ni quedandonos de brazos cruzados, solo se producira si esta enorme fuerza y espiritu revolucionarios que las masas llevan en su corazon y que han demostrado una y otra vez es movilizada en la calle y se organiza de forma permanente. Y no solo para defender el procso revolucionario sino para profundizarlo.

Pero es decisivo que la respuesta al caos que intenta sembrar la oposicion no sea la movilizacion de la GN con el pueblo como espectador. Esto debilita y desorganiza al propio pueblo y crea la falsa ilusion de que basta con que confiuemos en los mandos del ejercito para defender la revolucion. Tampoco podemos caer en provocaciones. La respuesta al fascismo no puede ser la de grupos aislados o focos revolucionarios, en estos momentos somos mas fuertes y desaprovechar esta fuerza popular que demostro la marcha del domingo 29 buscando una respuesta en forma de acciones de reducidos grupos de vanguardia seria un error muy grave.

Los revolucionarios mas conscientes del peligro que amaenaza a la revolucion no podemos enfentar al embrion del fascismo al margen de las masas sino dirigirnos a estas, explicar este peligro y realizar toda una serie de propuestas organizativas y programaticas concretas para derrotar a la reaccion profundizando la revolucion. Desde la Corriente Marxista Revolucionaria de Venezuela, surgida de la unificacion de El Topo Obrero y El Militante, proponemos:

- la realizacion de asambleas en cada barrio, fabrica y comunidad, en las que participen todos los factores que apoyamos el proceso. En esas asambleas deben conformarse Comites en defensa de la revolucion elegidos democraticamente y revocables en todo momento que se coordinen a nivel local , estadal y nacional y preparen en colaboracion con el gobierno pero con autonomia de este planes de contingencia. La recuperacion de la asamblea popular revolucionaria de Caracas es un buen paso en este sentido pero debe ser continuada con la extension de asambleas populares a todas las zonas

- Los planes de contingencia deben incluir la movilizacion de los reservistas y su ampliacion y organización por barrios, fabricas, etc. Asi como la creacion de brigadas de orden y autodefensa

- Estas asambleas y brigadas deben exigir al gobierno que se les entreguen armas y se les adiestre para manejarlas con el fin de defenderse en colaboracion con los sectores militares que apoyan el proceso revolucionario de ataques como el destado en El valle por la PM o los que estan protagonizando las bandas fascistas y recuperar el control de las calles y zonas en las que las bandas fascistas estan intentando establecer el reinado del caos y el terror

- Alli donde haya ciudadanos objeto de amenazas o que no puden moverse libremente por coacciones de las bandas fascistas es necesario que los trabajadores y los sectores populares organizados intervengamos masivamente para ocupar esas zonas, defender los derechos democraticos y frenar la escalada fascista. En algunas zonas o en la propia UCV ya hemosvisto como ciudadadnos se han organizado para tal fin pero esta todavia es una respuesta espontanea e intuitiva. En otras zonas son las bandas fascistas las que estan imponiendo el terror. El argumento de que la movilizacion de las masas puede ser caer en una provocacion no tiene sentido. Tarde o temprano ,inevitablemente, los sectores revolucionarios tendremos que enfrentarnos a estos contarrevolucionarios aunque solo sea para garantizar la integridad fisica de los camaradas que estan siendo amenazados. La diferencia es si esa respuesta empeazamos a prepararla y organizarla desde ya para que sea masiva y s eencuentre en las mejores condiciones para derrotarles o si dejamos que se vaya dando como reaccion a sus acciones y asi ademas de perder la iniciativa nos arriesgamos a que un sector de nuestra base social pueda perder la paciencia o peor, la confianza en nuestra fuerza.

- Las asambleas deben trasladarse al propio ejercito para garantizar que este se mantiene bajo la influencia y el control de los sectores mas vinculados al pueblo

- Ademas es necesario exigir desde estas asambleas la intervencion inmediata de las policias golpistas y su disolucion

El unico modo de que la inmensa mayoria de la poblacion que apoyamos el proceso revolucionario no caiga en provocaciones o acciones vanguardistas aisladas de respuesta es empezando a organizar una respuesta de masas. Las bandas fascistas ,enfrentadas a una masa de pueblo organizada y armada para autodefenderse, no resistirian ni cinco minutos.

Tanto en abril como en diciembre el resultado no estaba decidido de antemano, se ganó pero se pudo perder, fue la movilizacion de las masas, su coraje y decision , y su masividad en la lucha la que decidio finalmente la batalla.

Seguimos siendo mas fuertes que ellos, mucho mas, pero no debemos dejar que se sientan fuertes ni por un solo instante ni dejarles la iniciativa. Esa es la gran leccion de otras situaciones revolucionarias donde tampoco eran mas fuertes pero la ausencia de una direccion revolucionaria que unificase la respuesta de las masas, la movilizase y organizase permitio que el fascismo impusiese la voluntad de una minoria a la mayoria de la oblacion. Paso en Italia con los fascistas, en Alemania en 1933 con los nazis o en 1973 en Chile. La oposicion fascista sigue siendo mas debil y esta ofensiva histerica refleja esa debilidad pero para ganarles debemos demostrarles que son mas debiles en la calle, disolviendoles, desarmandoles y dispersando sus fuerzas. Estamos en un nuevo momento decisivo para la continuidad y profundizacion del proceso revolucionario, podemos y debemos ganar pero para ello hay que pasar ya a la ofensiva.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org