Corriente Marxista Internacional

Los Eres y la destrucción de empleo no son la solución

En defensa de todos los puestos de trabajo del sector de la automoción

¡Por la unificación y extensión de la lucha!

Los Eres y la destrucción de empleo no son la solución

En defensa de todos los puestos de trabajo del sector de la automoción

¡Por la unificación y extensión de la lucha!

  1. Como en muchos otros sectores, los trabajadores de la automoción vivieron el último boom económico como un periodo de empeoramiento de sus condiciones de vida y de trabajo. Mientras crecían las ventas de automóviles y los beneficios de las multinacionales se disparaban, todas las empresas aprovechaban para plantear despidos, EREs, reducciones salariales e intensificación de los ritmos de trabajo. Al mismo tiempo, una gran cantidad de empresas auxiliares con beneficios cerraban para instalarse en países con mano de obra más barata.
  2. En la actualidad, el sector de la automoción en el Estado español aporta el 8,4% del PIB, el 7% del empleo industrial  y el 26% de las exportaciones. En las 18 plantas existentes trabajan 70.000 obreros y en las empresas auxiliares más de 240.000. Con la crisis de sobreproducción capitalista todos los ataques que vivimos en años anteriores se han acentuado. El sector de la automoción es el que registra más Eres y dónde más destrucción de empleo industrial se ha producido en este último año y medio. Por otra parte, debido a su importancia, tanto por su aportación al PIB como por concentrar a los batallones pesados de la clase obrera, hace que los capitalistas lo usen como un laboratorio para aplicar medidas que después extenderán a otros sectores.
  3. Desde que la crisis ha comenzado, decenas de miles de trabajadores del automóvil se han movilizado ejemplarmente contra los Expedientes y contra los planes de despidos, implicando además al conjunto de la población en su lucha. Tal ha sido el caso de los trabajadores de Delphi, SEAT, Ford, Nissan, Reanault, Opel...
  4. Sin embargo, la estrategia de los dirigentes sindicales, especialmente de UGT y CCOO, ha sido la de apoyar los expedientes de regulación y los planes de reconversión, negociando en todo caso una suavización en el número de despidos, y respaldando el chantaje de las reducciones salariales impuestas por los empresarios. Todas estas concesiones no han servido para parar los ataques, ni garantizan el futuro del empleo.
  5. Los trabajadores y sindicalistas marxistas reunidos en esta 3ª Conferencia consideramos que es urgente variar el rumbo de la acción sindical de nuestras organizaciones y defender intransigentemente los puestos de trabajo del sector de la automoción, incluyendo el de todas las empresas auxiliares. Para lograrlo es necesario presentar un plan de reivindicaciones consecuente y  unificar la movilización de los trabajadores:


a) Acceso de los representantes de los trabajadores a los libros de contabilidad de las empresas, para verificar las supuestas "pérdidas", primas, salarios de directivos y todos los trucos contables utilizados para maquillar las cuentas de resultados.

b) Por el empleo digno, para todos los trabajadores, en la misma plantilla y en las mismas condiciones. No a las subcontratas, dentro o fuera de la principal, ni a las dobles escalas salariales. A igual trabajo igual salario. Integración de los servicios auxiliares (limpieza, comedor...) en la empresa.

c) Si disminuye la carga de trabajo, reparto de las horas entre todos los trabajadores, sin reducción salarial. No tenemos la culpa de la crisis capitalista.

d) Unificación de las luchas en todo el sector. CCOO y UGT deben convocar una huelga general de las empresas de la automoción en defensa de todos los puestos de trabajo.

e)  Ni un euro de dinero público para subvencionar a las grandes multinacionales. Si para los capitalistas no es rentable mantener los empleos y condiciones de trabajo, nacionalización de estas empresas bajo control de los trabajadores. Sólo la planificación democrática de la producción permitirá satisfacer las necesidades sociales con condiciones dignas para los trabajadores.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org