Corriente Marxista Internacional

Un paso atrás en las condiciones laborales de los trabajadores 

El 31 de diciembre de 2006 finalizaba el Convenio vigente que regula las condiciones económicas y laborales de los 240.000 trabajadores de la provincia de Barcelona repartidos en más de 8.000 empresas, muchas de ellas pequeñas, con un número de trabajadores inferior al legal establecido para elegir un representante sindical. Durante meses se celebraron reuniones por delegaciones para hacer sugerencias a la plataforma reivindicativa, donde se plantearon aspectos como la recuperación del tiempo del bocadillo, la reducción de la temporalidad, las vacaciones o la ampliación de derechos sindicales.

En enero, se informa vía fax a los delegados de que hay una plataforma de convenio conjunta UGT-CCOO y una comisión negociadora del Convenio compuesta por 8 delegados de CCOO y 7 de UGT constituida desde el 21 de diciembre. Dicha plataforma no fue presentada previamente en ninguna asamblea ni, por tanto, votada por los trabajadores. Las reivindicaciones indicadas anteriormente ni siquiera figuran. La primera criba estaba realizada.

Después de siete reuniones de negociación donde la patronal no ofrecía absolutamente nada, ésta abandona la mesa negociadora. Se convoca una asamblea conjunta de delegados de UGT y CCOO el día 20 de marzo. La asistencia desborda las expectativas: más de 2.000 delegados asisten a la asamblea. Los más sorprendidos eran los miembros de la mesa presidencial de la reunión. Los delegados sindicales mostraron con la asistencia masiva su apoyo a la huelga del metal planeada para el 20 de abril, reflejando el profundo descontento de los trabajadores del metal en Barcelona después de muchos años de retrocesos.

El 30 de marzo se emite un comunicado conjunto de ambos sindicatos indicando que con la mediación del Departament de Treball de la Generalitat, la patronal vuelve a la mesa negociadora. Es el primer paso para desconvocar la huelga. Y finalmente se desconvoca, firmándose el 14 de abril el principio de acuerdo. Esto cae sobre los trabajadores como un jarro de agua fría.

Después de la firma se celebran asambleas, pero en este caso descentralizadas, por delegación, para "vender" el nuevo convenio, aunque no se facilita con anterioridad el texto del mismo para que sea valorado. Aún así, en la asamblea a la que asistí, todas las intervenciones de los delegados fueron para rechazar este acuerdo. Y no es para menos. En el cuadro podéis comparar la plataforma con el convenio.

Sobre vacaciones, cobro por accidentes de trabajo, plus de turnicidad y medidas para efectos de carné por puntos, simplemente nada más se supo. Sobre flexibilidad laboral, la bolsa de 80 horas supone una clara concesión a la patronal.

Y la guinda es el SALARIO CONVENIO NUEVO INGRESO, que, para la contratación indefinida de los trabajadores cobrarán menos que los de su categoría profesional durante los primeros meses, de 80 euros hasta 145 euros mensuales menos según categoría.

Este nuevo convenio se votó en cada delegación, y era vinculante su resultado siempre que participase más del 70% de los delegados (no tenían derecho a voto los afiliados). Por fax indicaron los resultados de esta votación: participación 72%; Sí al convenio, 64,49%; No al convenio, 34,51%; y en blanco, 1%. Resultados similares hubo también entre los delegados de CCOO. A pesar de todo, la oposición a la firma del convenio es significativa teniendo en cuenta cómo se ha desarrollado el proceso.

El convenio se firmó el 17 de mayo. Pero la indignación de los trabajadores del metal se reflejó en las asambleas, tanto de UGT como de CCOO, y en los comentarios del blog de la UGT de Catalunya se ve de forma palpable. Las condiciones estaban presentes para que la huelga del 20 de abril fuera un éxito, como lo han sido las de mayo en Tarragona y en Vigo. Lo que ha fallado han sido los dirigentes sindicales, que han aceptado los argumentos y la plataforma de la patronal en vez de encauzar la fuerza de los trabajadores en lucha para conseguir mejoras. Todo ello nos lleva a la conclusión de la necesidad de la participación activa de todos los afiliados para recuperar los sindicatos como instrumento reivindicativo y de lucha en defensa de los derechos de los trabajadores.

Concepto Plataforma Convenio firmado

Incremento salario Operario grupo 5 270,39 €/mes 52,89 €/mes

  • " " " grupo 6 187,86 €/mes 48,83 €/mes
  • " " " grupo 7 109,45 €/mes 48,30 €/mes
  • IPC real de Catalunya estatal sin y retroactividad retroactividad
  • Permiso por nacimiento hijo 3 días 2 días
  • Permiso por nacimiento hijo ( cesárea) 4 días 3 días
  • Dieta media 14 euros 11 euros

Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org