Corriente Marxista Internacional

Lear Epila, antiguamente Delphi, es una fábrica dedicada a la producción de asientos para el automóvil cuyo principal y único cliente es Opel. Fue la primera externalización que vivió la planta situada en Figueruelas allá por los años noventa. Es un referente de lucha obrera para las demás auxiliares de automoción instaladas en Aragón. La historia de la deslocalización empezó en el año 2002 con la adjudicación, por parte de General Motors, de la fabricación de los asientos del Opel Meriva, a Johnson Controls. Esto supuso una deslocalización local a una distancia de 20 kilómetros, donde estaba la nueva fábrica de Johnson Controls, con un empeoramiento de las condiciones laborales, económicas, sociales, etc. para los nuevos trabajadores de esa planta. Todo esto apoyado y subvencionado por el gobierno aragonés, preso de la gran multinacional GM, cuyo consejero de industria, actual presidente del Real Zaragoza, comentó que no era ningún problema la deslocalización ya que, aunque se perdían derechos laborales, no desaparecían puestos de trabajo. El problema nuestro era la pérdida de 220 trabajadores que gracias a las movilizaciones que hubo, apoyadas contundentemente por el sector crítico de CCOO, se recolocaron en la nueva fábrica, con unas indemnizaciones por pérdida de salarios. En el año 2006 volvimos a sufrir otra deslocalización que era el principio del fin del cosido en Lear Epila. Trasladaban a Turquía el cosido de los asientos del Corsa, pero seguíamos cosiendo los asientos delanteros del Opel Meriva, que es la última deslocalización sufrida. Dejaremos de realizar este trabajo en junio de 2007, como comunicó la dirección: el negocio del cosido desaparecía de Lear Epila.

Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org