Imprimir

suiza_portada.jpgLos trabajadores y jóvenes se están radicalizando en Suiza y buscar respuesta a la crisis del capitalismo pero sus dirigentes no proporciones tales respuestas. Eso explica el éxito de la intervención de los marxistas suizos en las recientes manifestaciones organizadas por los sindicatos, las Juventudes Socialistas y el Partido Socialdemócrata.

 

El sábado 15 de noviembre más de 2.500 personas respondieron a la convocatoria de los sindicatos, el Partido Socialista y las Juventudes Socialistas contra los recortes del gasto social debido a la crisis financiera global.

demo_nov15_1.jpgA pesar del frío el ambiente entre los participantes era festivo. Este ambiente se explicaba en parte por el carácter de la reunión que se organizó como una fiesta en lugar de una manifestación que recorriese el distrito financiero, esto último habría sido mucho más útil para expresar la furia de la gente contra "sus" banqueros, y en parte también por el tono moderado utilizado por los principales oradores.

Por ejemplo, Christian Levrat, presidente del Partido Socialista, no utilizó la concentración para cuestionar el capitalismo y plantear una alternativa socialista a la crisis del sistema. Eso es exactamente lo que hace falta y habría sido bien recibido, algo confirmado por la intervención de los marxistas.

Aproximadamente 20 compañeros de la Corriente Marxista participaron en la concentración. Fuimos los únicos que pusimos una mesa en el acto, que pronto se convirtió en el centro del debate y nos permitió plantear una alternativa a la que planteaban los oradores. Nuestra principal arma ideológica fue el manifiesto de la CMI, publicado en el número ocho de la revista teórica en alemán de la CMI: Aufstand der Vernunft

Vendimos 54 copias del manifiesto, distribuimos 700 panfletos y vendimos 50 ejemplares del periódico (entre las ediciones en alemán y francés), también vendimos libros y documentos, incluido Reformismo y Revolución y Razón y Revolución. Al mismo tiempo recogimos 70 firmas para la campaña de la UNIA reivindicando 13 meces de salario también para los aprendices. Las Juventudes Socialistas participaron con nuestra misma consigna: nacionalización de los bancos bajo el control democrático de los trabajadores y la población. Esta es otra prueba del hecho de que el marxismo regresa al movimiento obrero.

demo_nov15_2.jpgEs la segunda manifestación contra las ayudas a los banqueros y en esta ocasión, como en el caso en la primera concentración, los marxistas conseguimos establecernos como una corriente estatal. El enorme interés por nuestras ideas revela la enorme sed de ideas nuevas que existe dentro del movimiento obrero. Estábamos impresionados y sorprendidos por el hecho de que nuestro periódico fuera tan conocido y se ha establecido como un punto de referencia dentro del movimiento obrero organizado, y muchos activistas organizados son muy receptivos hacia las ideas que defendemos.

Existe un vacío evidente en el movimiento. Esto se debe a que los dirigentes reformistas no conecta ideológica ni políticamente con la situación, además la izquierda tradicional se ha aislado del movimiento real y de la clase en general.

Nuestra tarea es enraizar las ideas del marxismo dentro del movimiento obrero y ganar a las capas más avanzadas de la clase obrera para el socialismo científico. Hace 160 años Marx y Engels explicaron en El Manifiesto Comunista:

adv8.jpg"¿Qué relación guardan los comunistas con los proletarios en general?

"Los comunistas no forman un partido aparte de los demás partidos obreros.

"No tienen intereses propios que se distingan de los intereses generales del proletariado. No profesan principios especiales con los que aspiren a modelar el movimiento proletario.

"Los comunistas no se distinguen de los demás partidos proletarios más que en esto: en que destacan y reivindican siempre, en todas y cada una de las acciones nacionales proletarias, los intereses comunes y peculiares de todo el proletariado, independientes de su nacionalidad, y en que, cualquiera que sea la etapa histórica en que se mueva la lucha entre el proletariado y la burguesía, mantienen siempre el interés del movimiento enfocado en su conjunto.

"Los comunistas son, pues, prácticamente, la parte más decidida, el acicate siempre en tensión de todos los partidos obreros del mundo; teóricamente, llevan de ventaja a las grandes masas del proletariado su clara visión de las condiciones, los derroteros y los resultados generales a que ha de abocar el movimiento proletario".

Eso es lo que debemos hacer, explicar nuestra actitud hacia las organizaciones de la clase obrera, los sindicatos y el Partido Socialdemócrata. En este sentido hacemos un llamamiento a las activistas conscientes y honestos a que se acerquen a las ideas del marxismo y luchen con nosotros por un mundo socialista.

Ver más fotografía en la página web de UNIA