Corriente Marxista Internacional

Cuando los jóvenes y los trabajadores luchan, inevitablemente la clase dominante trata de mantener sus privilegios recurriendo a cualquier herramienta a su disposición. Éste es el uso que hacen los capitalistas de sus cachorros fascistas: atacar e intimidar a aquellos jóvenes y trabajadores que luchan por sus derechos. Los nazis son una absoluta minoría social, pero actúan con la más absoluta impunidad, con la complicidad de mandos policiales y jueces.

Cuando los jóvenes y los trabajadores luchan, inevitablemente la clase dominante trata de mantener sus privilegios recurriendo a cualquier herramienta a su disposición. Éste es el uso que hacen los capitalistas de sus cachorros fascistas: atacar e intimidar a aquellos jóvenes y trabajadores que luchan por sus derechos. Los nazis son una absoluta minoría social, pero actúan con la más absoluta impunidad, con la complicidad de mandos policiales y jueces.
Recientemente, un compañero del Sindicato de Estudiantes de Parla (Madrid) está siendo amenazado por uno de estos elementos. El "delito" del compañero no fue otro que organizar las movilizaciones del 22 de octubre y el 13 de noviembre en Parla y dirigir una lucha en su propio instituto, el IES M.E. Patarroyo, en defensa de los derechos democráticos de los estudiantes. Esta movilización exigía la apertura de las puertas del centro ya que recientemente el director, recortando nuestros derechos democráticos, había ordenado el cierre de las mismas. Los compañeros del instituto respondieron contundentemente con una concentración en el propio centro de más de 300 estudiantes.

El director del centro sanciona... ¡a la víctima!

El fascista inició una campaña de insultos e intimidaciones contra el compañero, sin otro objetivo que tratar de atemorizarle para que cesara su actividad reivindicativa. El director del centro, en lugar de sancionar al fascista para evitar que continuara con su actividad, ¡ha sancionado al compañero del Sindicato de Estudiantes con una falta grave! A este "demócrata" no le importa que un fascista haga de las suyas en el instituto, mientras que sí considera inaceptable que los estudiantes se organicen y reivindiquen una educación pública de calidad y democrática.
Sabemos que éste no es un problema de un solo individuo, ya que los fascistas, con el propósito de generar el mayor temor y terror posible, siempre cometen sus tropelías en grupo. A este respecto, sus vínculos con elementos fascistas de Parla es conocido públicamente; de la misma manera que sabemos que el entorno del grupo fascistas Democracia Nacional está apoyándole. Debemos recordar que este partido fascista es culpable del asesinato en noviembre de 2007, en Madrid, del joven Carlos Palomino de 16 años.

Cómo combatir al fascismo

La lucha contra el fascismo no es ninguna broma. No se trata de un juego, sino de algo muy serio que puede afectar a nuestra integridad física. Por eso, cada paso a dar contra el fascismo tiene que ser contundente, sin flancos descubiertos.Cuando los jóvenes y los trabajadores luchan, inevitablemente la clase dominante trata de mantener sus privilegios recurriendo a cualquier herramienta a su disposición. Éste es el uso que hacen los capitalistas de sus cachorros fascistas: atacar e intimidar a aquellos jóvenes y trabajadores que luchan por sus derechos. Los nazis son una absoluta minoría social, pero actúan con la más absoluta impunidad, con la complicidad de mandos policiales y jueces.
Recientemente, un compañero del Sindicato de Estudiantes de Parla (Madrid) está siendo amenazado por uno de estos elementos. El “delito” del compañero no fue otro que organizar las movilizaciones del 22 de octubre y el 13 de noviembre en Parla y dirigir una lucha en su propio instituto, el IES M.E. Patarroyo, en defensa de los derechos democráticos de los estudiantes. Esta movilización exigía la apertura de las puertas del centro ya que recientemente el director, recortando nuestros derechos democráticos, había ordenado el cierre de las mismas. Los compañeros del instituto respondieron contundentemente con una concentración en el propio centro de más de 300 estudiantes.

El director del centro sanciona… ¡a la víctima!

El fascista inició una campaña de insultos e intimidaciones contra el compañero, sin otro objetivo que tratar de atemorizarle para que cesara su actividad reivindicativa. El director del centro, en lugar de sancionar al fascista para evitar que continuara con su actividad, ¡ha sancionado al compañero del Sindicato de Estudiantes con una falta grave! A este “demócrata” no le importa que un fascista haga de las suyas en el instituto, mientras que sí considera inaceptable que los estudiantes se organicen y reivindiquen una educación pública de calidad y democrática.
Sabemos que éste no es un problema de un solo individuo, ya que los fascistas, con el propósito de generar el mayor temor y terror posible, siempre cometen sus tropelías en grupo. A este respecto, sus vínculos con elementos fascistas de Parla es conocido públicamente; de la misma manera que sabemos que el entorno del grupo fascistas Democracia Nacional está apoyándole. Debemos recordar que este partido fascista es culpable del asesinato en noviembre de 2007, en Madrid, del joven Carlos Palomino de 16 años.

Cómo combatir al fascismo

La lucha contra el fascismo no es ninguna broma. No se trata de un juego, sino de algo muy serio que puede afectar a nuestra integridad física. Por eso, cada paso a dar contra el fascismo tiene que ser contundente, sin flancos descubiertos.
El Sindicato de Estudiantes exige la expulsión de este fascista del IES M.E. Patarroyo. Pensamos que a estos elementos tenemos que marginarles y luchar contra ellos. Aunque vengan con nosotros a clase, no son compañeros. Señalar que un fascista, por ejemplo, “no ha agredido a nadie”, que el problema es que “es tonto” y que no se entera de nada, o que se trata de meras diferencias ideológicas y, por tanto, no tenemos que expulsarle del centro es munición para que el fascista en el futuro sí cometa agresiones, insultos e intimidaciones. En Parla ya han comenzado las agresiones, si no respondemos contundentemente, se crecerán en sus acciones y aumentarán sus ataques.
Para combatir al fascismo hay que crear comités de lucha en los institutos para que estos elementos no amedrenten a todo aquel que sea diferente a ellos. Para derrotar a los fascistas necesitamos aislarles socialmente. Nuestros aliados en esta lucha son los trabajadores. La clave para derrotar a los fascistas es la movilización masiva de la clase obrera y la juventud. Hacemos un llamamiento a las organizaciones de izquierdas de Parla, a CCOO, UGT, Izquierda Unida y el PSOE para que se unan a nosotros y convoquen una movilización para condenar las agresiones fascistas.
Exigimos, así mismo, que cese inmediatamente la actitud cómplice del director del IES M.E. Patarroyo y que respete los derechos democráticos de los estudiantes y acceda a sus justas reivindicaciones.
El Sindicato de Estudiantes exige la expulsión de este fascista del IES M.E. Patarroyo. Pensamos que a estos elementos tenemos que marginarles y luchar contra ellos. Aunque vengan con nosotros a clase, no son compañeros. Señalar que un fascista, por ejemplo, "no ha agredido a nadie", que el problema es que "es tonto" y que no se entera de nada, o que se trata de meras diferencias ideológicas y, por tanto, no tenemos que expulsarle del centro es munición para que el fascista en el futuro sí cometa agresiones, insultos e intimidaciones. En Parla ya han comenzado las agresiones, si no respondemos contundentemente, se crecerán en sus acciones y aumentarán sus ataques.
Para combatir al fascismo hay que crear comités de lucha en los institutos para que estos elementos no amedrenten a todo aquel que sea diferente a ellos. Para derrotar a los fascistas necesitamos aislarles socialmente. Nuestros aliados en esta lucha son los trabajadores. La clave para derrotar a los fascistas es la movilización masiva de la clase obrera y la juventud. Hacemos un llamamiento a las organizaciones de izquierdas de Parla, a CCOO, UGT, Izquierda Unida y el PSOE para que se unan a nosotros y convoquen una movilización para condenar las agresiones fascistas.
Exigimos, así mismo, que cese inmediatamente la actitud cómplice del director del IES M.E. Patarroyo y que respete los derechos democráticos de los estudiantes y acceda a sus justas reivindicaciones.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org