Corriente Marxista Internacional

Después del éxito del 22 de octubre. Golpear más fuerte el 13 de noviembre

El resultado de la huelga convocada por el Sindicato de Estudiantes (SE) el 22 de octubre fue un auténtico éxito. Más del 90% de los institutos y cerca del 70% de las universidades públicas secundaron la jornada de huelga.

Después del éxito del 22 de octubre. Golpear más fuerte el 13 de noviembre

El resultado de la huelga convocada por el Sindicato de Estudiantes (SE) el 22 de octubre fue un auténtico éxito. Más del 90% de los institutos y cerca del 70% de las universidades públicas secundaron la jornada de huelga.

En uno de los días de temperaturas más bajas y mayores precipitaciones en lo que va de año, cerca de 50.000 jóvenes, en más de 50 manifestaciones, salimos a la calle para defender la escuela pública de los numerosos ataques (tanto del gobierno central como de los diferentes gobiernos autonómicos) de los que está siendo víctima (planes de Bolonia, endurecimiento de la selectividad, recortes presupuestarios, etc.) y mostrar nuestro más firme rechazo a la política con la que el gobierno del PSOE está afrontando la crisis, regala 150.000 millones de euros a los banqueros, poniendo así en gravísimo peligro todos los gastos sociales.
Sólo escuchando las consignas que miles de voces gritaban de manera unánime, uno puede hacerse idea del ambiente combativo y de la gran politización existente en las manifestaciones. Las que tenían una mayor receptividad y que se gritaban con más entusiasmo eran las que tenían un componente más claramente anticapitalista. Algunas de las más significativas fueron: "el dinero del banquero, para el instituto obrero", "que la crisis la paguen los banqueros" y "el problema es el capitalismo".

Boicot informativo sin precedentes

Es evidente que si no hubiera hecho el día de perros con el que nos encontramos en la inmensa mayoría del Estado la mañana del 22 de octubre, en lugar de 50.000 estaríamos hablando de muchos más jóvenes en las calles. Aún así, la participación en las manifestaciones fue muy elevada. Es obvio que movilizaciones de estas características no se dan todos los días y precisamente por el contexto general en que se ha producido, esta jornada de lucha ha sufrido uno de los mayores boicots informativos que cualquier huelga estudiantil durante los últimos 20 años.
En esta ocasión no solamente las páginas de los principales periódicos estatales no recogían, tergiversaban o minimizaban la convocatoria, sino que en las cadenas televisivas la "noticia" fue un sinfín de reportajes sobre la violencia en las aulas, el abandono escolar y los malos hábitos de la juventud. Precisamente, todo lo contrario a lo que pasó realmente el día 22.
El pánico tan tremendo que los propietarios de los grandes medios de comunicación burgueses, y los capitalistas en general, tienen a que la lucha de la juventud desencadene una movilización general de la clase trabajadora, como ya sucediera a finales de los años ochenta, es lo que explica una manipulación tan coordinada y meticulosa de los grandes medios de comunicación. Así es como actúan los defensores de la "libertad de prensa" cuando sus intereses fundamentales están en juego.

Los sindicatos tienen que movilizar a los profesores el 13 de noviembre

El aspecto fundamental después del paso dado el 22 de octubre es la necesidad de ampliar la lucha a más sectores, particularmente al profesorado. Desde el SE hemos hecho reiterados llamamientos a los dirigentes de CCOO y UGT en este sentido [ver carta abierta de Cándido Méndez y José María Fidalgo, en contraportada], llamamientos que han sido desoídos sin ninguna justificación.
La próxima cita en la lucha en defensa de la educación pública será el 13 de noviembre, con la huelga general y las manifestaciones convocadas por el SE en todo el Estado, y donde al menos en Catalunya, fruto de la insistencia del SE y el descontento del profesorado, hemos conseguido que este mismo día, en unidad de acción, profesores y estudiantes salgamos juntos a la calle en defensa de nuestro futuro. En esta comunidad CGT y los sindicatos de profesores USTEC y ASPEPC (que tienen el 70% de la representación sindical en la educación pública) han llamado al profesorado a movilizarse hombro a hombro con los estudiantes. El ejemplo de Catalunya tendría que hacer reflexionar a los dirigentes de CCOO y UGT.
Hay que extender el movimiento, y unificarlo, golpeando todos juntos, estudiantes y profesores, en todo el Estado, un mismo día. Es la única manera de parar los ataques. En Asturias, UGT, CCOO y SUATEA convocaron concentraciones el 28 de octubre, en Madrid, donde el gobierno autonómico de Esperanza Aguirre ha recortado el 30% del presupuesto universitario, está previsto que UGT, CCOO y STEM convoquen una manifestación la tarde del día 5 de noviembre; en Valencia, donde la Generalitat ha recortado el 25% de los presupuestos para la Universidad, CCOO, UGT y STES convocarán movilizaciones el sábado 29 de noviembre. La CIG, en Galicia, ha convocado manifestaciones de trabajadores el día 13 por la tarde, un paso adelante que desde el SE hemos insistido en que se transformase en una huelga del profesorado para confluir con los estudiantes en las manifestaciones convocadas ese mismo día. ¿Qué justificación hay para no unificar todo el movimiento, aprovechando el empuje del movimiento estudiantil y el ambiente, muy proclive a la movilización, del profesorado?

Fortalecer la organización del movimiento

El descontento que se está acumulando en el conjunto de la sociedad es algo incuestionable. En cualquier oficina, fábrica, parque o quiosco, se pueden oír las quejas y la angustia que cada vez más y más familias están soportando. En el mundo educativo las cosas están igual de tensas. Y si miramos fuera de nuestras fronteras, el escenario es inspirador: los estudiantes griegos e italianos están en pie de guerra luchando por la defensa de la enseñanza pública, codo con codo con el profesorado [ver páginas 4 y 5 de este periódico].
Otro aspecto central es el fortalecimiento del movimiento estudiantil. Los cientos de nuevos afiliados, institutos, facultades y zona que se están organizando con el SE están haciendo posible que la movilización sea más extensa. Por otra parte, en la convocatoria del 22 de octubre fueron muchos los institutos que pusieron exámenes, cerraron puertas o negaron el derecho a huelga de cientos e incluso miles de jóvenes. Ante la convocatoria del día 13 de noviembre ninguno de ellos se va a dejar mangonear.
Desde el SE volvemos a hacer un llamamiento público a los dirigentes de CCOO y UGT, y a todo el profesorado, así como a las asociaciones de padres, a que confluyan con nosotros el día 13 en una jornada de huelga general de todo el sistema educativo.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org