Corriente Marxista Internacional

‘La actual generación de jóvenes será protagonista de un período histórico en el que se decidirá el futuro de la humanidad'

‘La actual generación de jóvenes será protagonista de un período histórico en el que se decidirá el futuro de la humanidad'

El Militante.— Los próximos días 21, 22 y 23 de noviembre se celebra el XIV Congreso Estatal del Sindicato de Estudiantes. ¿Sobre qué puntos está previsto que se centre la reunión?

Juanjo López.— El congreso estatal es la reunión más importante del Sindicato de Estudiantes porque en ella se hace balance del trabajo realizado desde el anterior congreso, se discute y decide el programa a defender y se elige a la nueva dirección. Pero por supuesto, este congreso transcurre en un escenario muy concreto: la crisis económica más grave que ha sufrido el capitalismo y el efecto que la misma está provocando en la conciencia. Para amplias capas de jóvenes y trabajadores la crisis está demostrando la absoluta inviabilidad del sistema capitalista. Si ya veníamos de años de un creciente cuestionamiento del sistema, los actuales acontecimientos están siendo todo un mazazo en la conciencia. Desde luego, trataremos la crisis del capitalismo en nuestro congreso y también expondremos nuestra alternativa: el socialismo, es decir, que la riqueza que produce la clase obrera no se la apropie una minoría de capitalistas parásitos, sino que sea empleada para satisfacer las necesidades sociales. Celebraremos un debate específico sobre este punto invitando a sindicalistas y a empresas en lucha. Los ejemplos más importantes de revolución socialista los estamos teniendo hoy en América Latina. Las masas de este continente están ya en movimiento. Este congreso también tendrá un debate monográfico sobre la revolución en América Latina. Para todas las sesiones contaremos con una nutrida presencia internacional: compañeros de la Corriente Marxista Internacional de México, Venezuela, El Salvador, Brasil y también de Italia, Austria, Francia, Inglaterra y Dinamarca.

EM.— ¿Consideras que el Sindicato de Estudiantes tiene un papel específico que jugar en esta época que se ha abierto?

JL.— Karl Liebknecht decía que la juventud es la llama de la revolución proletaria. Lo estamos viendo en América Latina y también en Europa. Los grandes movimientos obreros suelen ser anticipados por luchas de estudiantes y jóvenes. También pasó aquí con las grandes movilizaciones de estudiantes dirigidas por el SE contra las leyes educativas del PP o contra la guerra imperialista en Iraq y es lo que está sucediendo ahora en Italia. De hecho, todas las condiciones para tener movimientos masivos de trabajadores en Europa occidental y en el Estado español están dadas. Lo único que lo está impidiendo son los dirigentes de los sindicatos y partidos obreros. Fidalgo, Cándido, etc., lejos de dar una respuesta organizada a la crisis capitalista, unificando todas las luchas que se están produciendo (empresas en crisis, educación y sanidad pública, etc.), lo que están haciendo es aceptar de lleno la lógica de los empresarios. Para los dirigentes sindicales no hay alternativa posible al capitalismo. Son los primeros en no entender lo que está pasando. Creemos que deberían convocar urgentemente una huelga general de trabajadores en todo el Estado. En esta situación, lo que hagan los jóvenes puede tener una enorme importancia para el movimiento obrero. Por eso los medios de comunicación silenciaron salvajemente la convocatoria y el resultado de la huelga que convocamos el 22 de octubre: tienen pánico a que los trabajadores nos vean con simpatía y exijan a sus dirigentes a convocar movilizaciones. A día de hoy, el Sindicato de Estudiantes se ha convertido en la organización de referencia para la mayoría de los estudiantes, pero también hemos ganado una enorme autoridad entre los trabajadores. Creo que aún no nos podemos hacer una idea de lo que significará para el futuro de la lucha de clases contar con una organización como el Sindicato de Estudiantes: las ideas marxistas revolucionarias agruparán a decenas de miles de jóvenes y alcanzarán a centenares de miles de obreros. Todo esto ha sido posible, gracias a que durante más de dos décadas el SE ha confiado firmemente en la capacidad de lucha de la juventud y en la perspectiva de transformación socialista de la sociedad, incluso en momentos muy duros. Ahora todo está cambiando, empezamos a nadar a favor de la corriente.

EM.— ¿Qué destacarías más de tu experiencia al frente del SE los últimos cuatro años?

JL.— Para mí ha sido todo un honor poder participar en primera línea en el SE. He podido comprobar de primera mano la enorme fuerza y voluntad de lucha de los jóvenes y los trabajadores. Estos años también hemos podido comprobar la superioridad de nuestras ideas, del marxismo, capaz de anticipar los procesos que ahora estamos viviendo, frente a los demás. Para empezar, frente a la propia burguesía, que emborrachada de éxito creía que nunca más habría crisis económicas, pero también frente a los socialdemócratas, que se han convertido en meros gestores de un sistema en putrefacción. Con la fuerza de la clase obrera y las ideas del marxismo, se dan las condiciones para sentenciar a los capitalistas.

EM.— ¿Qué dirías a los jóvenes que les ha tocado vivir esta época tan convulsa de la historia?

JL.— Pues lo más importante: que la actual generación de jóvenes será protagonista de un período histórico en el que se decidirá el futuro de la humanidad. La disyuntiva de socialismo o barbarie es más cierta que nunca. El capitalismo no desaparecerá porque sí, sino que tendrá que ser derribado. La cuestión no es si habrá o no habrá revoluciones, ya que las revoluciones son inevitables, las propias contradicciones del capitalismo las provocan. También en Europa y en los Estados Unidos. La clave es que, para cuando estalle una revolución en el Estado español contemos con una organización marxista consolidada, forjada en la lucha de clases, capaz de dotar al proletariado de un programa, de una estrategia para derrotar a los capitalistas. Así que a esos jóvenes que van a tener el privilegio de participar en una etapa decisiva de la historia de la humanidad, lo que les planteo es que se organicen con nosotros en el Sindicato de Estudiantes, para continuar la lucha, pero sobre todo, con nosotros en la Corriente Marxista Internacional, para construir una Internacional genuinamente comunista que luche en el Estado español, en EEUU, en Pakistán, en Venezuela y en todo el planeta para transformar la sociedad.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org