Imprimir

En la localidad madrileña de El Álamo se construyó un colegio con dinero público y en suelo público, para luego privatizarlo. El ayuntamiento asegura que el problema es que no tiene dinero para mantener un centro cuyo gasto anual es de unos 60.000 euros, cuando construir el colegio costó 1,8 millones de euros. Ésta es la cantidad que la empresa tendrá que pagar al ayuntamiento por una cesión a 50 años con opción a compra. El colegio ya estaba en funcionamiento aunque no se había permitido a los 66 niños matriculados entrar y se les había llevado a otro colegio de la comunidad, donde la masificación impide que tengan las condiciones mínimas exigidas por la ley.
Los padres demostraron desde un primer momento una gran voluntad de lucha. Crearon un APA y convocaron a todas las organizaciones de izquierdas para dar una lucha sin cuartel contra la privatización de su centro. El Álamo se ha convertido en la bandera de las luchas educativas en la comunidad, demostrando una vez más la voluntad de lucha de la comunidad educativa en defensa de la Escuela Pública, frente a los atropellos de la derecha.