Imprimir
¡Basta de represión! ¡Luchemos por los derechos democráticos!

¡Basta de represión! ¡Luchemos por los derechos democráticos!

El pasado 10 de febrero el Sindicato de Estudiantes estuvo presente en el acto que se celebró en el teatro Ayala de Bilbao en solidaridad con los encausados el sumario 18/98, en el que el Tribunal Supremo, como parte del aparato estatal, ha fallado a favor de los sectores más reaccionarios del PP y por el que se califica a las organizaciones juveniles de la izquierda abertzale, Jarrai-Haika-Segi, como organizaciones terroristas, condenando a seis años de prisión a cada uno por su militancia en ellas.
También se explicó la sangría económica y personal que han tenido que sufrir los encausados y sus familiares viajando semanalmente a Madrid para asistir a todas las sesiones.
En el acto en el que participaron sindicatos de clase, organizaciones juveniles de la izquierda y diversos representantes del mundo de la cultura se manifestó el rechazo a este proceso antidemocrático que ataca directamente a derechos como la libertad de expresión o el derecho a la libre reunión y sienta un grave precedente para toda la izquierda en general en el futuro, criminalizando a todas las asociaciones, juveniles o no, que considere peligrosas para sus intereses.
Tuvimos ocasión de recordar fragmentos del juicio contra De Juana, en el cual la fiscal, de manera prepotente e intimidatoria impidió al acusado y a su abogado defenderse, y la delicada situación en la que se encuentra, al borde de la muerte, por el delito de escribir dos artículos.
Al acto también asistió Xabier Arzallus, ataviado con traje y corbata (como él mismo dijo, para que no se le "confunda" con un sindicalista). Pero la lucha por los derechos democrático-nacionales del pueblo vasco no puede ir de la mano de la burguesía vasca y sus representantes del PNV, que tiene los mismos intereses que la burguesía española, oprimir a la clase obrera y a la juventud de Euskal Herria en su propio beneficio.
Es necesario levantar un alternativa de clase e internacionalista para resolver el problema nacional y acabar con el sistema de opresión capitalista.
· Libertad inmediata para los encausados en el sumario 18/98!
· Por el derecho de expresión, reunión y huelga. Derogación de la Ley de Partidos.
· Depuración de todos los elementos reaccionarios del aparato estatal heredado del franquismo.