Imprimir
Publicamos a continuación un comunicado de la Plataforma antifascista de Talavera de la Reina, con la que el Sindicato de Estudiantes y El Militante está colaborando. En él se denuncian las constantes agresiones fascistas que sufren en la ciudad.

Los fascistas han vuelto a las andadas en Talavera. Esta vez, tras atacar a un grupo de jóvenes en las inmediaciones del recinto ferial a uno de los cuales le reventaron el oído, la siguiente víctima ha sido la caseta de juventud de IU en las Ferias, regentada por la Asociación de Estudiantes Carlos Marx.

Ha sucedido algo previsible después de tres años de agresiones fascistas, cada vez más violentas y organizadas. Unas agresiones que habían contado con el silencio de Francisco Rivas, alcalde de Talavera por el PSOE (aunque esta vez por la gravedad de los hechos van a presentarse como acusación particular) y la pasividad de Javier Corrochano, subdelegado de gobierno, que ha llegado al extremo de achacar la destrucción de la caseta de IU a gente que había tomado unas copas de más… Se olvida de decir que esta gente portaba esvásticas y tenían la agresión anunciada en internet desde hace días. Una vez más hay que pedir su cese.

Los hechos

Los incidentes se iniciaron hacia las cuatro y media de la madrugada cuando tres rapados que llevaban una bandera con esvástica y otros distintivos nazis entraron en la caseta de IU y se dedicaron a provocar a los presentes con insultos, destrozo de carteles y consignas nazis. Tras el suceso los responsables de la caseta decidieron cerrarla y avisaron a la policía, pero se quedaron en las inmediaciones temerosos de que los provocadores pudieran volver, como así fue.

Una hora después volvieron los “ultras” con refuerzos, formando un grupo de unos treinta, los cuales se emplearon a fondo en destrozar todo lo que encontraron en la caseta, cuyos daños ascienden a unos 4.000 euros. Los fascistas se enfrentaron violentamente a la policía local, hiriendo a tres de ellos, quienes lograron detener a tres fascistas. Tras el asalto, las Juventudes Socialistas quitaron sus distintivos de la caseta por temor a ser atacados.

El grupo de neonazis pretendía sorprender a los responsables de la caseta de IU durmiendo en sacos dentro de la misma, lo que hubiera tenido unas consecuencias imprevisibles por su violencia y por ir armados con cadenas y palos. Durante esa misma noche también atacaron a un joven que acudió al hospital con la nariz fracturada.

IU junto con otras organizaciones y personas sufrimos en Talavera amenazas, insultos y agresiones de este grupo neonazi al que todos conocemos: se llaman Ultras Tala y los podemos ver aprovechando las instalaciones deportivas municipales para su propaganda ultraderechista y proselitismo. La pregunta es si el Ayuntamiento, el subdelegado de Gobierno y la directiva del Talavera Fútbol Club están esperando a que haya víctimas mortales para hacer algo.

Los fascistas querían demostrar quién manda en las calles. Por un lado, atacando a una de las organizaciones que les ha plantado cara. Por otro lado, desafiando una vez más al Ayuntamiento del PSOE en las Ferias (con la confianza de que una vez más no harían nada). Pero también han querido asestar un golpe a la economía de IU Talavera, que se financia en buena medida con las casetas de Ferias. Lo que ha sucedido es muy grave, la izquierda en Talavera debe organizar una campaña de denuncia y repulsa de los agresores y sus compinches, organizando a la población y convocando una movilización ciudadana exigiendo que las autoridades actúen, para que las agresiones de estas Ferias sean las últimas.