Imprimir
Quiero estudiar guitarra en vez de religión y no me dejan. O reforzar el inglés y no me dejan y me obligan a estudiar religión.

Algunos estudiantes del IES Pau Claris de Barcelona se han encontrado con la sorpresa al intentar escoger entre religión o asignaturas alternativas de que no pueden. Motivo: en primero de la ESO, cuando entraron en el instituto, escogieron religión y según el centro no pueden cambiar. Como mucho tenían que haberlo solicitado el año de primero por escrito. Algunos de ellos lo habían comunicado a sus tutores el año anterior y todos antes de empezar el curso.

Y el año pasado sucedió lo mismo: afiliados al Sindicato de Estudiantes intentaron abandonar la asignatura y no pudieron. Tuvieron que soportar insultos y amenazas de la profesora, que llegó a decir: “el maldito sindicato les ha comido el coco”. Además, amenazó con suspender a quienes secundaron las movilizaciones del año pasado.

Este año los estudiantes hemos tratado de hablar con el tutor, la jefa de estudios... sin resultados. El pasado 27 de septiembre una delegación del Sindicato de Estudiantes se presentó en el centro para hablar con la directora. Ésta no les recibió, y se negó a darles una cita para otro día. Por eso hemos lanzado una campaña de denuncia por la vulneración de nuestros derechos democráticos.

¡No nos van callar! Vamos a llegar hasta el final. Estamos recogiendo firmas, repartiendo una hoja informativa y pidiendo mensajes de solidaridad.