Corriente Marxista Internacional

Desde el Sindicato de Estudiantes queremos manifestar nuestra solidaridad con Nayara y Eduardo, los dos compañeros militantes de Juventudes Comunistas e Izquierda Unida detenidos en Móstoles, durante la visita de los príncipes de Asturias a esta ciud Desde el Sindicato de Estudiantes queremos manifestar nuestra solidaridad con Nayara y Eduardo, los dos compañeros militantes de Juventudes Comunistas e Izquierda Unida detenidos en Móstoles, durante la visita de los príncipes de Asturias a esta ciudad, por llevar una bandera republicana. Los compañeros fueron además vejados y golpeados por miembros de la Policía Nacional, al más puro estilo de represión fascista.

Cuando se cumplen 75 años del inicio de la II República, la monarquía heredada del franquismo y vinculada con los sectores más reaccionarios durante la Guerra Civil y la Revolución Española, está haciendo una gira por municipios eminentemente obreros y con enorme tradición de lucha del sur de Madrid, donde como es lógico, la llegada de estos parásitos que viven a costa del sudor de la clase obrera y que nadie ha elegido, ha suscitado reacciones de protesta.

Lo ocurrido no es más que el intento de escarmentar a dos compañeros republicanos, pero además comunistas, por sus ideas. Los tan cacareados “derechos democráticos” y la siempre esgrimida “libertad de expresión” parecen ser sólo renglones de tinta escritos para los poderosos y vetados por completo a la expresión de la juventud y la clase obrera.

No es casualidad que esta agresión se produzca cuando hace poco más de un mes las calles de Madrid vieron discurrir una manifestación de decenas de miles de jóvenes y trabajadores en contra de la monarquía, pero también a favor de una república de izquierdas y socialista. En ese momento ningún mando policial se atrevió a detener a ningún compañero: tendrían que haber detenido, vejado y golpeado entonces a decenas de miles de nosotros.

La juventud ha demostrado en el último periodo su disposición a la lucha por un futuro digno, lo cual choca directamente con el mantenimiento de los intereses de los privilegiados. El sentimiento revolucionario de la juventud crece día a día y esto es algo que no perdonan los sectores más retrógrados, derechistas y arcaicos de esta sociedad.

Desde el Sindicato de Estudiantes queremos dar un serio toque de atención al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba y a la dirección del Partido Socialista: los métodos caciquiles, cobardes y represores de la policía contra la juventud tienen que acabar de forma inmediata. Es inadmisible que con un gobierno del PSOE en el poder la policía siga ejerciendo su represión contra la juventud de la misma forma que lo hicieron bajo los gobiernos reaccionarios de Aznar. Baste como ejemplo la represión policial, también en Madrid el pasado domingo, contra miles de jóvenes que sólo pedían una vivienda digna, nada que ver con el palacio de casi 2 kilómetros cuadrados que habitan los príncipes a cargo de los presupuestos generales del Estado.

¡Basta de represión contra la juventud!

¡Por nuestros derechos democráticos!

Madrid, 23 de mayo de 2006.

Comisión Ejecutiva Estatal del Sindicato de Estudiantes


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org