Imprimir
Desde el Sindicat d’Estudiants condenamos enérgicamente la nueva agresión fascista ocurrida en el Campus de Tarongers. Estos elementos, esta vez bajo la dirección de Sentandreu, han tomado por asalto el campus, intimidando a todo aquel que se encontr Desde el Sindicat d’Estudiants condenamos enérgicamente la nueva agresión fascista ocurrida en el Campus de Tarongers. Estos elementos, esta vez bajo la dirección de Sentandreu, han tomado por asalto el campus, intimidando a todo aquel que se encontraba allí.

Insultos a negros, amenazas de palizas e incluso persecuciones hasta Blasco Ibáñez a todo aquel que no secundó su “manifestación”. Dos compañeros del SE han sido amenazados. Llegaron a amenazar al Decano por no permitirles su “acto público”.

No es suficiente la condena del PP. Hay que acabar con la impunidad de la que gozan los fascistas en Valencia. Organizaciones como España 2000 y Coalición Valenciana deben ser inmediatamente ilegalizadas, así como su empresa afín, Levantina de Seguridad.

Respaldamos totalmente la denuncia de la universidad, y nos solidarizamos con el Decano. Pero denunciar no es suficiente; hay que expulsar de la universidad a los elementos fascistas, empezando por los participantes en la toma violenta del campus, incluidos los que pidieron el aula; y a los responsables de las anteriores agresiones.

Acabar con las bandas fascistas exige la organización de los estudiantes, denunciar públicamente a todos y cada uno de estos individuos, que pegan a todo aquel que lucha por sus derechos y mejores condiciones de vida.

¡FUERA FASCISTAS DE LA UNIVERSIDAD!

¡SÓLO LA LUCHA ORGANIZADA PUEDE ACABAR CON EL FASCISMO!