Corriente Marxista Internacional

La huelga de enseñanza infantil de los días 27 y 28 de enero ha tenido un seguimiento casi total y la manifestación fue masiva, con más de diez mil docentes, madres y padres contra el decreto de mínimos de Esperanza Aguirre, que deteriora la calidad y facilita aún más la privatización en estas etapas de enseñanza.
Desde marzo del pasado año han sido varias las movilizaciones de este colectivo y en todas ellas el ambiente ha sido muy combativo. Esta huelga, además, ha sido un claro aviso a las direcciones de CCOO y UGT. Convocada en principio sólo por CGT, fueron los propios trabajadores y afiliados quienes obligaron a los primeros a sumarse en total unidad de acción.
En algunas escuelas se realizaron reuniones con madres y padres, que sirvieron para mostrar el apoyo de estos a la lucha, a pesar de los inconvenientes que pudiera causar. Al igual que en la última protesta contra la privatización de la sanidad, donde muchos usuarios afectados participaron activamente, aunque no se hizo más que una tímida campaña por parte de las asociaciones de vecinos, se reflejó el enorme descontento de los trabajadores de Madrid a la política reaccionaria del PP. También se reflejó este ambiente en las recientes luchas de la EMT y la limpieza de Metro, a pesar de la campaña de los medios afines a la patronal y el PP, que desplegaron todo su veneno con el objetivo de desprestigiarlas, y aislarlas socialmente.
¡Hace falta ya una Huelga General! La consigna tan coreada en las luchas sectoriales y en esta manifestación debe de ser atendida ya por los sindicatos de clase. ¡Por una Educación Infantil digna y de calidad!

Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org