Corriente Marxista Internacional

El pasado 26 de octubre se aprobó el Real Decreto de Ordenación de Enseñanzas Universitarias, que introduce los siguientes cambios en la universidad.
Para empezar, se acabaron las diplomaturas y las licenciaturas. Se implantará el Grado, que en vez de cinco años durará cuatro. A esto se añade que en algunas ramas, como en las ciencias, se está planteando que el primer año sea común a todas. La deficiente y compactada preparación del Grado se completaría con el Posgrado, de uno o dos años que será el equivalente del actual master, lo que significa que muy pocos podrán pagárselo.
En algunas universidades, como la Pablo de Olavide de Sevilla, ya estamos sufriendo el llamado Eurocrédito. Ahora ya no sólo tenemos que pagar por las clases que recibimos en la universidad pública, sino pagar el tiempo que estamos en tutorías, biblioteca, o incluso en casa. Puede sonar ridículo, pero así es. En algunas carreras en las que antes se daba clase de lunes a viernes, ahora sólo se da de lunes a jueves. Y en vez de abaratarse la matrícula, se ha encarecido.
Además, establece una gran cantidad de clases de asistencia obligatoria, lo que supone que el que no sea estudiante a tiempo completo, porque trabaje para pagarse los estudios, tendrá que abandonar. Si las empresas ya condicionan indirectamente lo que nos enseñan en nuestras carreras, ahora lo harán de manera directa. Los empresarios pasarán a tener voz y voto en los Consejos que deciden los planes de estudio.
El actual sistema de becas va a ser sustituido por las becas-préstamo. Ahora los jóvenes estaremos endeudados antes siquiera de acabar nuestra formación y haber pensado en independizarnos.
Y todo esto en el mejor de los casos. Si tu carrera no es rentable para el mercado, disminuirá progresivamente su financiación. La Ley de Financiación Universitaria de la Junta de Andalucía establece un reparto de la financiación según criterios como cuántos titulados formen una empresa propia en los tres años siguientes a su graduación (¡!). Filosofía, las Filologías, Humanidades, Historia, y muchas otras verán radicalmente disminuida su financiación, lo que devaluará aún más su calidad o incluso las hará desaparecer.
El pasado 12 de diciembre en Sevilla tuvimos la mayor movilización universitaria desde 2004, con más de 3.000 estudiantes en la calle contra este ataque. Ahora hay convocadas en distintas ciudades movilizaciones para el 6 de marzo contra estos planes y contra la LOU. En Andalucía habrá movilizaciones ese día en Granada, Sevilla y Málaga, el Sindicato de Estudiantes apoya dicha lucha y llamamos a participar en la calle a todos los estudiantes ese día.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org