Corriente Marxista Internacional

Los trabajadores de ECO logran uno de los mejores convenios de Guadalajara

Sección Sindical de CCOO

ECO Refrigeración Ibérica

Después de las últimas votaciones donde los trabajadores rechazaban la última oferta de la empresa, se abre un periodo de incertidumbre pasando más de una semana en la cual la empresa ignora al Comité y no quiere ningún tipo de reuniones, argumentando que la representación de los trabajadores ha tensado tanto la cuerda que al final se ha roto, con lo cual, el cierre de la factoría de Guadalajara es ya inevitable.

Entre tanto, el colectivo de mandos intermedios se reúnen y elaboran un escrito para tratar, dicen ellos, de desbloquear esta situación. Tal escrito es una renuncia individual de las demandas ganadas por el comité, y de una manera totalmente libre, pues dicen que es una iniciativa propia y que nada tiene que ver la dirección de la empresa, empiezan a repartirla y a presionar a los trabajadores para que la firmen argumentando que es la única manera de salvar la fábrica y así el puesto de trabajo.

Lógicamente cuando el comité se entera de esto convoca una asamblea, en la cual pide a los trabajadores que nadie lo firme puesto que están tratando de saltar por encima del comité y lo que buscan es tener un número de firmas suficientes para pedir la dimisión de la representación de los trabajadores. Al final su táctica sólo sirvió para dejar claro, otra vez más, que los trabajadores confían en su comité y no se dejan manejar por nadie.

Posiblemente en esto la dirección vio la fuerza y la unidad de la plantilla, junto con su comité, con lo cual si de alguna manera la empresa quería seguir funcionando en Guadalajara se tenía que retomar el diálogo y la negociación, y tras varias reuniones más se llegaba al acuerdo: renunciábamos a las demandas puesto que quedaban ya reflejadas en un convenio para cuatro años que recogía una subida salarial globalmente de tres puntos por encima del IPC real, una reducción de jornada laboral de 24 horas para la jornada normal y 67 horas para el turno de mañana y tarde en los cuatro años, también incorpora nuevos pluses y mejora los ya existentes, se elimina la doble escala salarial, y la flexibilidad se anula, todo esto con la garantía de una indemnización extra de 3.300 euros para cada trabajador en caso de cualquier despido durante la vigencia del convenio.

La satisfacción entre los trabajadores dejaba sabor a victoria, y los titulares de algún diario de Guadalajara lo reflejaron: ‘Trabajadores de ECO ganan el pulso a la empresa’.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org